Museo Fundación Santiago Carbonell.

Ángeles Ochoa

“Los espejos se emplean para verse la cara; el arte para verse el alma”, George Bernard Shaw (1856-1950), escritor irlandés.

Los saludos, distinguidos amigos, con una sonrisa artística dibujada en mi rostro. Y sobre todo con el agrado de siempre de platicarles acerca de lo más sobresaliente en Querétaro en asuntos de altruismo, arte y sociedad.

Quienes me han leído en columna anteriores -en las cuales siempre quiero compartir lo mejor de este mundo con ustedes- habrá quien se ha percatado de mi inclinación artística.

Es por ese amor y acercamiento que he tenido con artistas es que me da mucho gusto acercarle al Museo Fundación Santiago Carbonell, lejos del boom de su inicio en mayo, sino más bien creo conducente realizarlo para darle continuidad y seguimiento a su importante trabajo pensado en los jóvenes artistas.

La misión de esta institución consiste en dar cabida a todas las expresiones artísticas y culturales que habitan en Querétaro, otorgando becas a los candidatos que demuestren sus talentos.

Su fundador y director es el reconocido pintor, Santiago Carbonell, nacido en Ecuador y radicado en Querétaro ya hace más de veinte años, cuyo museo fundación lleva su nombre.

Como parte del objetivo principal de esta fundación se encuentra el apoyar por medio de becas a los jóvenes talentos queretanos, así como de otras entidades federativas, así como los de procedencia del extranjero, que tengan el deseo de encontrar un espacio adecuado para mostrar sus obras.

En resumen, se brindará apoyo a los artistas plásticos con becas de estudio, becas para viajes, gestiones con servicios de curaduría y contactos con galerías, museos y otros espacios artísticos.

Yo como crítica, artista, filántropa y ciudadana, veo con muy buenos ojos el que exista en la entidad un espacio para la expresión y difusión artística para tanta gente que con su talento quizá logrará posicionar a México en los más altos niveles del arte.

Comparto completamente la ideología del Maestro Santiago Carbonell al mencionar que si Querétaro está creciendo completamente en industria, empresa y tecnología, también se debe incluir esta detonación en materia de arte y cultura.

El Museo Fundación Santiago Carbonell se constituye como el primer museo privado en el estado de Querétaro. ¡Enhorabuena! La entidad necesita personas con su dedicación, entusiasmo, profesionalismo y arte para inyectarle sentido artístico a nuestro país.

Interesante resulta, amigos lectores, el apoyo de “Amigos del Museo”, agrupación que suma distinguidas personalidades de la sociedad civil, expresan su voluntad de participar en la promoción de artistas jóvenes y apoyar nuevos valores de las artes plásticas, con la consecución de becas de estudio, becas de viaje, asistencia a la profesionalización a través de contactos profesionales del arte, con galerías e instituciones, ferias y concursos, asistencia de proyectos, asesorías, curaduría y crítica.

Es relevante mencionar que todas las acciones en las que participan el Museo Fundación y los “Amigos del Museo” no tienen fines de lucro, siempre serán a favor de los jóvenes y de la promoción del arte y cultura.

A quienes después de leer las presentes líneas se encuentren interesados en conocer más sobre esta causa en voz del arte y la cultura, les proporciono el correo electrónico al cual pueden escribir  [email protected]. Este importante recinto se encuentra en la calle de 5 de mayo, número 90, Centro Histórico de Querétaro. No dejen de visitarlo.

Me despido por hoy. Hago votos porque su semana venga colmada se sonrisas para todos.

Comentarios