Mitos del salario digno

José Luis Báez Guerrero

Hace unos días, en el PAN salimos a las calles para buscar el apoyo de la sociedad y así impulsar la consulta ciudadana por un #SalarioDigno, esto ha desatado varias opiniones de los representantes de otros partidos políticos, así como las dudas de la sociedad que se pregunta: ¿cuál es el salario propuesto por el PAN? Debemos poner en claro que en la consulta propuesta por el PAN no se establece un monto, sino la obligación de reformar la Ley Federal del Trabajo para que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos incluya el criterio de la línea de bienestar que determina el Coneval para fijar el salario mínimo.

El valor actual de esa línea de bienestar para una familia de 3.8 miembros, descontando las transferencias que recibe del gobierno y el patrón es de 8 mil 060 pesos mensuales.

La sociedad nos ha preguntado que si con el aumento al salario mínimo se producirá una mayor inflación y respondemos que no, ya que un crecimiento ordenado y paulatino del salario mínimo hasta alcanzar la línea de bienestar no debe producir inflación.

El salario mínimo (sm) ha crecido en muchos países comparables a México sin provocar inflación —Chile y Turquía, por ejemplo—, tienen niveles de desarrollo similares a los de México y han aumentado su salario mínimo que es hoy más de cuatro veces mayor al nuestro sin generar inflación. De hecho, la relación causa-efecto es al revés: el salario ha perdido valor porque hubo inflación. Las fuentes de la inflación son otras: endeudamiento público, impresión de dinero, gasto improductivo. Países desarrollados serios, como Estados Unidos, han aumentado su salario mínimo. Otros, como Inglaterra y Alemania, que no tenían salario mínimo lo introdujeron sin provocar inflación. Al contrario, obtuvieron más beneficios que problemas.

En México vivimos en una economía abierta, esto es lo que ha limitado en gran medida la inflación. Los precios internacionales frenan el aumento desmedido de precios en el país. Los salarios no son un determinante.

Otra duda es si con este aumento se afectarán a pequeños y medianos empresarios, la respuesta es no, porque, según las estadísticas de las cotizaciones en el IMSS, el sueldo promedio de los trabajadores está muy cerca de la línea de bienestar. Con este empujón lograremos generar mayor poder adquisitivo e incentivaremos el empleo formal, si sumamos que gracias a las reformas estructurales vamos a recibir más empresas que contratarán más mexicanos con salarios dignos para explotar el sector energético y de telecomunicaciones, no hay duda que el mercado interno será más dinámico y benéfico para los pequeños y medianos empresarios del país.

Sabemos que el patrimonio de las familias es primordial, quienes han cuestionado si con esta propuesta del PAN se beneficia o perjudica a los que tienen créditos con el Infonavit, afirmamos que en nuestra propuesta planteamos un nuevo sm, que beneficie el ingreso de las familias, y que se utilice solo para sus propósitos originales: asegurar mínimos de bienestar a las familias de trabajadores. Para ello, debe desvincularse de las tasas de referencia de contratos, pagos, multas y recargos, derechos y aprovechamientos. Esa no es la función del salario mínimo. La perversión del salario mínimo ha derivado en ello.

En el PAN siempre hemos trabajado por buscar el bien común de las familias, por lo que trabajar en una consulta ciudadana que pretende otorgar un asalario mínimo digno al trabajador no es una medida electorera, como lo han expresado algunos actores políticos, prueba de ello, es que en nuestra plataforma política del 2012 se incluye el derecho a un salario digno, y si la consulta ciudadana se hace en este momento, es porque así lo establece la Ley de Consulta Popular.

En conclusión, el debate que ha generado la propuesta del PAN en el entorno político, el sector empresarial, la clase trabajadora, la ciudadanía y hasta los medios de comunicación, debe servir para enriquecer la que eventualmente será la iniciativa de reforma. Lo que no es válido es descalificar un esfuerzo que busca la participación ciudadana para que este debate sea posible.

Presidente del Comité Ejecutivo del PAN en Querétaro

Comentarios