Migraciones en la historia

Jesús Rodríguez Hernández

Las noticias sobre migración están presentes en todos los medios de comunicación y en todos los países del mundo; así nos enteramos que en el Mediterráneo mueren más de medio millar de personas en naufragios, que Costa Rica pone en marcha un proyecto para migrantes nicaragüenses, que el gobierno mexicano impedirá a migrantes abordar La Bestia o sobre la crisis que los niños migrantes están ocasionando al gobierno de Obama.

Tampoco es un tema solo de nuestros días, la dispersión de los seres humanos sobre el planeta es producto de las migraciones, la historia universal da cuenta de estos acontecimientos desde tiempos inmemoriales como las migraciones griegas varios siglos antes de nuestra era, nada menos, los primeros habitantes de nuestro continente fueron migrantes procedentes de Asia. En el siglo XX, México registra otro acontecimiento, la llegada de inmigrantes republicanos, exiliados de la guerra civil española, la mayoría de ellos se establecieron definitivamente en territorio mexicano.

La historia de la humanidad es la historia de las migraciones, visto así, no sería exagerado afirmar que migrar es una condición natural del ser humano.

Las causas que han provocado estos movimientos son diversas, las hay de tipo ideológico, racial, económico, político, por una guerra o por desastres naturales; se dan por voluntad propia o por la fuerza, pero todas ellas tienen el común de que quienes abandonan su terruño, lo hacen con la ilusión de llegar a un lugar mejor y con la esperanza de encontrar en su destino las oportunidades de desarrollo que no encontraron en su lugar de origen. Son sueños que en la mayoría de los casos no se alcanzan y para desgracia de muchos, el sueño termina en trabajos forzados, esclavitud y abusos.

Hablar de migraciones es también hablar de contrastes, pues estas han sido el origen de grandes sociedades, pero también han sido la causa de terribles experiencias.

El 20 de junio la Organización de las Naciones Unidas conmemoró el Día del Refugiado y este organismo informó que cada minuto, ocho personas lo dejan todo para huir de la guerra, la persecución, el terror y la mayoría tienen que elegir entre algo horrible o algo aún peor. Para 2010 había alrededor de 214 millones de migrantes internacionales en todo el mundo, 128 millones viven en países desarrollados y 74 millones en países en desarrollo.

En el movimiento de personas que van de un lugar a otro en el mundo, las estadísticas indican que Estados Unidos es el país con mayor proporción de inmigrantes, 38.4% de quienes se desplazan tienen como destino EU.

En contraparte, los países con mayor proporción de emigrantes son México y Rusia, comparten el primer lugar con un 11.5 millones de emigrantes cada uno. El principal corredor migratorio en el mundo es el de México-Estados Unidos.

Los números revelan que nuestro país ocupa un lugar protagónico en lo que a movimientos migratorios se refiere, se han levantado muros más altos, se han reforzado los operativos de vigilancia en la frontera y Estados Unidos ha invertido en tecnología de punta, pero nada de esto ha sido un obstáculo para que los migrantes latinos lleguen a aquel país.

Hace un momento señalábamos que el principal corredor migratorio en el mundo es el de México-Estados Unidos, no es de dudar que así sea pues los migrantes que vienen de Sudamérica tienen forzosamente que cruzar nuestro país para llegar a la frontera con EU.

México está decidido a cambiar estas estadísticas, recientemente el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong adelantó que se implementarán medidas para evitar que los migrantes sigan exponiendo sus vidas al cruzar nuestro país a bordo del tren conocido como La Bestia. Vale el propósito de proteger a quienes se juegan todo por alcanzar su sueño, pero es difícil imaginar que el flujo migratorio se va a detener con estas medidas, para lograrlo será necesario que los Estados Unidos dejen de ofertar oportunidades de empleo para los latinos, mientras estas sigan existiendo, ellos ya verán por dónde, con Bestia o sin ella, pero seguirán llegando.

 

Ex presidente municipal de Querétaro, ex legislador federal y local

Comentarios