México y EUA: ¿quién perdió?

16/06/2019
09:42
-A +A

Donald Trump anunció el establecimiento de aranceles de 5% en productos mexicanos importados hacia los Estados Unidos de América (EUA) que entrarían en efecto el 10 de junio si el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador no detuviera el flujo de migrantes ilegales hacia la frontera sur estadounidense. Un grupo de funcionarios públicos mexicanos, liderados por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, se reunió con funcionarios estadounidenses en Washington para negociar los aranceles y la situación migratoria.

El viernes 7 de junio alcanzaron un acuerdo: los aranceles se suspenderían. ¿Qué dice el acuerdo y quién perdió?

Tras la negociación, tanto México como EUA cantaron victoria cuando los resultados del acuerdo fueron públicos. Por parte de los EUA, temporalmente suspenderían los aranceles de los productos mexicanos, y acelerarían la revisión de las aplicaciones de visa y permisos de los migrantes. Por parte de México, su nuevo cuerpo de seguridad, la Guardia Nacional, sería despegada en la frontera con Guatemala para detener el contrabando de personas y de armas, por una parte, y por otra, proveería la infraestructura necesaria en la frontera norte para mantener seguros a los migrantes mientras esperan los resultados de sus aplicaciones de visa o permisos. Es claro que ambos países consiguieron algo, pero ¿quién ganó el acuerdo?

Hay que empezar con los EUA. No fueron los Republicanos ni los Demócratas quienes establecieron los aranceles, sino Trump. ¿Por qué hizo eso? Todo se remonta a una cuestión electoral. Lo que quiere es ser reelegido en 2020 por muchas razones: para mantener el poder, para seguir siendo uno de los agentes políticos más importantes del mundo, y muchas otras, pero es importante destacar que sigue siendo investigado por el fiscal especial Robert Mueller por presuntos crímenes durante su campaña electoral. Sin embargo, incluso si se presenta evidencia contundente, Trump no puede ser procesado, pues la ley lo prohíbe. Por ende, ya que su periodo como presidente llegará a su fin, él desesperadamente necesita continuar en su puesto para asegurar otros cuatro años que le puedan dar tiempo para tratar de remediar los presuntos crímenes que hizo. La reelección es de suma importancia para él, entonces necesita mantener y acrecentar su electorado y una manera de hacerlo es crear una amenaza y solventarla, que fue lo que pasó, pues México accedió a fungir como muro en la frontera con Guatemala para detener la migración hacia EUA.

Por otro lado, México accedió a hacer algo que el primera instancia se había negado: atender el tema de la migración por sí mismo. Es cierto que casi ocho de diez productos mexicanos son exportados hacia EUA, y que desde que existe la guerra comercial entre China y EUA, México se ha convertido en su primer socio comercial, lo que significa que el comercio entre ambos es crucial. No obstante, en vez de esperar a que los Demócratas o empresarios forzaran a Trump a desistir en los aranceles, o a que un juez federal estableciera que éstos eran un abuso de poder; México acercó a Trump su meta. En ese momento, perdió el juego. Ahora México deberá hacerle el “trabajo sucio” a EUA y presentar resultados positivos en 90 días, de lo contrario otras medidas punitivas podrían ser aplicadas.

La victoria no fue para EUA, sino para Trump, quien avanzó en su agenda hacia el 2020. Ahora él comprende que medidas coercitivas similares pueden ser aplicadas hacia el gobierno mexicano para lograr ganancias políticas. Para México fue una derrota en algunas partes, pero también una reacción inteligente ante la ausencia de la ratificación del nuevo tratado de libre comercio, pues compró tiempo para responder mejor a las próximas medidas que establezca Trump en los siguientes meses. Sería ingenuo decir y creer que esto fue el fin de la novela

Comentarios