México, un país hermano

José Alfredo Botello Montes

En mi carácter como secretario del Grupo de Amistad México-Israel, junto con los otros integrantes de este grupo legislativo en la Cámara de Diputados federal, fuimos invitados por el Comité Central de la Comunidad Judía de México, que encabeza el empresario Achar, a realizar una visita al estado de Israel, misma que efectuamos la semana pasada y de la cual pudimos percatarnos de esa gran hermandad y relación entre ambos países.

El grupo de diputados que visitamos Israel fue de carácter plural, integrado por la presidenta del grupo, la diputada Ana Isabel Allende Cano, así como el diputado y General Raúl Macías Sandoval y el diputado Rubén Escajeda Jiménez, ambos del Partido Revolucionario Institucional, así como el legislador perredista Fernando Belaunzarán Méndez y mi compañero panista, David Cuauhtémoc Galindo Delgado, que además pudimos estrechar lazos de amistad y encontrar que lo que nos mueve es un solo fin y se llama México.

Durante la visita que hicimos al Ministerio de Relaciones Exteriores se nos comunicó la importancia que tiene el legislar sobre la Cyber-Seguridad, en un mundo mayormente globalizado que interactúa de momento a momento en lo económico, social y político por medio del Cyber-espacio, convirtiéndose éste en una gran tarea de seguridad nacional.

De ahí me vino el recuerdo de mi patria chica, Querétaro, que es el lugar elegido por las instancias de gobierno y empresas privadas donde se puede depositar el respaldo de la información que momento a momento viaja por el Cyber-espacio, basados en el clima de paz y tranquilidad que se vive en la entidad, así como su posición geográfica tan cercana al propio Distrito Federal, pero que es el entrecruce de las principales arterias que comunican con los países de Norteamérica.

Tuvimos la oportunidad de entrevistarnos con congresistas israelíes, en la sede misma del Parlamento, apenas unas cuantas horas de haber electo al décimo presidente israelí, Reuven Rivlín, del partido Likud, quien sucede a Shimon Peres, quien pasará a la historia por su papel al servicio de la paz, siendo éste un cargo protocolario y de representación diplomática, ya que el Ejecutivo se encuentra depositado en el primer ministro Benjamín Netanyahu en régimen parlamentario, en el que se encuentran representados por lo menos 14 partidos políticos.

Además de la seguridad como prioridad, se tiene en el Estado de Israel el cuidado y sustento del Medio Ambiente, teniendo como cultura la siembra de árboles y la recuperación y reúso del agua, destacando como método el biofiltro que da resultados extraordinarios para inyectar al subsuelo agua de lluvia o drenaje con método bacteriano, logrando recuperar los mantos freáticos.

Acudimos a una gran planta desalinizadora que dota 40 % del agua necesaria en Tela Avi, arrancando al mar tan vital líquido para con su proceso dar vida y sustento al país, ya que cuentan con cuatro plantas en operación en distintos lugares de Israel, lo que me transportó a nuestro país, tan rico en mares, pero que no somos capaces de ese desarrollo.

En esta visita aquilatamos en mucho la paz social que en la mayor parte de nuestro territorio vivimos, ya que desgraciadamente es un estado, el de Israel, que siempre tiene que estar a la expectativa y defenderse de la acción de países vecinos que durante años y quizá durante siglos han estado en constante guerra.

La Comunidad Judía en México está inmersa en la vida social y no se diga económica de nuestro país, de la que los queretanos no somos exentos bastando recordar ese impresionante Agropark que se encuentra en las inmediaciones de la Ex Hacienda de Ajuchitlán, allá por los rumbos del municipio de Colón, donde recientemente sus dueños anunciaron una inversión de mil 900 millones de pesos para una segunda etapa de su desarrollo.

Ahora esperan que en fechas próximas se concrete la visita del Presidente de México, como ya lo hizo cuando fungía como gobernador del Estado de México, máxime que el año pasado tuvimos la visita de su homólogo israelí, Simón Peres, quien fuera recibido en Palacio Nacional.

Lo que es un hecho, es que México e Israel son dos países hermanos, que debemos tomarnos de la mano y seguir adelante.

Consejero Nacional y Diputado del PAN

Comentarios