Memorándum

Resulta también preocupante el hecho de que el Sr. Presidente reitere que tiene razón en emitir una orden cómo la que emitió ya que denota que carece de la humildad
22/04/2019
01:56
-A +A

El pasado 16 de abril el Presidente Constitucional López Obrador dio a conocer un “memorándum” en el que ordena, con base en las facultades que solo según él detenta por ser Presidente, a los Secretarios de Gobernación, Hacienda y Educación a dejar “sin efectos” todas las medidas de la llamada reforma educativa. Medidas que fueron aprobadas en el gobierno anterior y conforme a lo que establece la propia Constitución y la ley y que por lo tanto forman parte del llamado “estado de derecho” y que es patrimonio fundamental de todos los mexicanos. Es decir, el Sr Presidente ordenó violar la Constitución y la Ley.

Lo anterior resulta inaceptable y muy preocupante, independientemente del tema que se trate, y de que el Presidente tenga o no razón sobre si el tema es justo o injusto, la Constitución y la Ley se deben respetar si es que todos queremos vivir y crecer en paz y tranquilidad. La historia de la humanidad nos ha demostrado que las naciones crecen y prosperan cuando se respeta el estado de derecho, cuando los gobernantes se apegan a sus facultades. Por el contrario, la historia también nos ha demostrado que cuando un gobernante se excede en sus facultades los resultados para la población acaban siendo catastróficos.

Por lo anterior también me parece inaceptable que el Sr. Presidente tuerza la Constitución y la Ley con fines políticos (hoy hace abiertamente lo que tanto criticó cuando fue opositor, y con razón, de los gobiernos anteriores). Me parece reprobable que con la intención de quedar bien con la CNTE, a la que no quiere enfrentar como lo prueba el hecho de que el gobierno federal permaneció de brazos cruzados ante la toma de las vías de tren en Michoacán, y dado que pareciera que ésta banda de pseudo maestros no le cree al Secretario de Educación, el Presidente decide mandarles un mensaje claro en cuanto a que la reforma educativa está de facto suspendida y lo hace mediante el mencionado “memorándum”. En otras palabras, al Sr. Presidente no le preocupó en lo absoluto ordenar abiertamente violar la Constitución con tal de no perder su popularidad (esta posición se confirma cuando observamos cómo distintos grupos y sindicatos toman impunemente las casetas de cobro en las carreteras que accesan a la Ciudad de México). Es por ello que me parece importante sumarme a todas aquellas voces que han repudiado “el memorándum” del Sr. Presidente.

Resulta también preocupante el hecho de que el Sr. Presidente reitere que tiene razón en emitir una orden cómo la que emitió ya que denota que carece de la humildad y la inteligencia de reconocer un error y rectificar.

Si lo aquí expuesto es preocupante, me resulta más preocupante aún el hecho de que quienes rodean al Presidente públicamente expresen compartir con él que la orden de violentar la Constitución y la Ley esta bien y se justifica. En este sentido está más que comprobado que los aduladores provocan que el personaje adulado pierda piso y noción de la realidad, que se crea infalible y por tanto perfecto. Cuando el gobernante llega a este nivel, es su pueblo el que paga con miseria y dolor.

Fuente de los Deseos; Ojalá que el Sr. Presidente recapacite y corrija el ya famoso Memorándum. Ojalá que el Sr. Presidente resista la adulación de quienes lo rodean. Ojalá los aduladores se den cuenta que lejos de apoyar a su líder lo perjudican enormemente o bien ojalá se quedaran afónicos.

 

 

Comisionado del Consejo Estatal Contra las Adicciones (CECA). @TAMBORRELmx

 

Comisionado del Consejo Estatal contra las Adicciones.

Twitter: @TAMBORRELmx

Comentarios