Mañana, el Día D para el PAN

Amada Dalí

Después del zafarrancho que se armó con los rojos, los panistas no pueden permitirse el mismo numerito, pero quién sabe, ya ve que algunas veces hasta superan

Esta semana es la buena para el PAN. Después del zafarrancho que se armó con los rojos, los panistas no pueden permitirse el mismo numerito, pero quién sabe, ya ve que algunas veces hasta superan. 

Con respecto entre los acuerdos de Pancho Domínguez y Ricardo Anaya, se sabe que el gobernador está negociando con los asistentes del candidato a la presidencia. De esas negociaciones hay dos versiones: una es que ya amarraron el Senado y la otra es que todavía a nada se ha llegado, que siguen sin quedar firmes Luis Bernardo Nava y Mauricio Kuri, aunque Lupita Murguía  se haya registrado con la bendición de todo el mundo. Entonces sigue el candidato comodín (para Senado, reelección, jefe de padres de familia, presidente de colonos, etc.) Marcos Aguilar sin saber en qué puesto quedará, aunque apunta más hacia la reelección.  Este miércoles sabremos si los panistas tuvieron la suficiente madurez para decidir sus candidatos revisando encuestas y en democracia, o por el contrario se agarrarán hasta con la cubeta como los priístas.

¡Se le salió el chamuco a Braulio!  Ya se me rebosó el tinaco, dijo Braulio Guerra, ahora que le negaron el registro para candidatearse al Senado. Y parece que está decidido, Luque se queda, aún con su raquítico currículo y no muchos más méritos que un primo y un compadre. Pero cuidado porque Guerra ya advirtió que de no echar para atrás está decisión (no la echarán para atrás), usará sus alas para volar, específicamente a Morena. Lo más interesante es que para como van las cosas, tendría más oportunidades de ganar en el partido de López, que en el terminal PRI. Si yo fuera el PAN estaría preocupado de tener a BG para el Senado por Morena, mucho más preocupado que si fuera por el PRI.

Hay muchos inconformes en el PRI, también Hugo Cabrera y Mauricio Ortiz Proal están en pie de guerra. Empieza el éxodo.

Morena anda de shopping. Y mientras PRI y PAN están en sus problemas conyugales, Morena anda de head hunter. Pareciera que salen a comprar talento como los equipos de futbol, a ¿cuál quieres? También Aguilar ha tenido invitaciones por parte de los pejistas, pero pues él sí tendría mucho que perder, es el más alto en las encuestas tanto como candidato como por partido. Pero así hay varios cuadros que los morenistas están cuchileando, a ver sino acaban panistas y priístas compitiendo por subirse al tren.

Alcaldes Mosh. Las primeras declaraciones de Ortiz Proal y Gerardo Cuanalo, sobre sus propuestas en caso de que llegaran quizá, tal vez, a lo mejor, quién sabe, a ser presidentes municipales, son patéticas. Se han dedicado a decir que sí destruirán, de construir no se les ocurre nada. ¡Pónganse a trabajar en algo serio!

Semana cuatro de este diario de parto hacia las elecciones 2018. 

Comentarios