Mal inicia la semana a quien ahorcan el lunes

Ignacio Silis González

Excelente martes a todos los lectores universales. Mal inicio de torneo tuvo el equipo de Gallos Blancos al perder por 1-3 ante los Pumas de la UNAM, el pasado viernes por la noche en el majestuoso Estadio Corregidora que lució una excelente entrada, un debut que no se esperaba debido a las contrataciones que hizo el club ya que con la llegada de los nuevos refuerzos y con la base del equipo anterior se vislumbraba un buen resultado para el cuadro queretano.
Sin Antonio Naelson “Sinha”, quien se recupera de la lesión en la rodilla, no hubo quien tomara la manija de la creación en medio campo, el equipo se vio chato al frente, sin idea, ya que no se generaron espacios ni creaciones claras de gol, Pumas se encontró con un gol tempranero al minuto de juego, debido a una pérdida de balón en la salida queretana y una deficiente marca, para que el argentino Sosa marcara el primer gol del campeonato del torneo Apertura 2014.
Una defensa que sufrió cambios jugando Corral por el lado derecho, “El Negro” Martínez y Ricardo Osorio como centrales, dejando a Yasser Corona como lateral izquierdo. Aquí la cuestión es por qué Osorio jugó como defensa central si la posición natural y habitual de él es defensa lateral derecho así como Yasser, quien se había desempeñado desde hace varios torneos como marcador central. Ricardo se vio desubicado, lento y sin posición en la marca, nunca le dio al equipo ni seguridad y mucho menos estabilidad al momento de defender.
En medio campo Marco Jiménez inicio el partido como contención junto a Mario Osuna, a quien le pesé y en demasía cubrir el hueco que dejo Diego de la Torre en la creación ofensiva, por el lado derecho jugo Danilinho quien se vio impetuoso y veloz, pero nunca logró conectar con los delanteros queretanos, por la banda izquierda estuvo William Da Silva quien no pesó en lo más mínimo ni ofensivamente ni al momento de defender, ya que el segundo gol surgió de su zona y nunca hizo los recorridos defensivos cuando se generaban ataques ofensivos de los Pumas por esa banda, y que a la postre costó el segundo gol anotado nuevamente por Sosa.
De media punta jugó Camilo Sanvezzo, a quien vimos desconectado completamente, no fue el jugador del cierre del torneo pasado. Se le vio poco acertado en pases y los pocos disparos que intento fueron desviados, como único delantero Ricardo de Jesús estuvo solo siempre, peleando balones en desventaja, se vio lento y siempre jugando de espalda y muy alejado de la portería universitaria.
En el segundo tiempo hubo cierta mejoría, pero un error en la salida de Edgar Hernández al entregar un balón por el centro, apenas fuera del área de meta a Yasser Corona, quien se encontraba con doble marca, ocasionó que este último cometiera una falta que fue cobrada magistralmente por Daniel Ludueña, golpeando el balón de forma impecable incrustando el balón en el ángulo superior derecho.
Ambriz intentó modificar, pero la expulsión de Danilinho, que a mi juicio fue exagerada por el árbitro, vino a derrumbar cualquier reacción del conjunto plumífero, al final y en un rebote, Gallos consiguió el 1-3, pero ya era muy tarde, un partido en donde Gallos Blancos no mostró una idea ofensiva.
Cómo se extrañó al “Hobbit” Bermudez y a Diego de la Torre, esperemos que en la siguiente jornada, en donde visitarán a los recién ascendidos Leones Negros de la UdeG, el nacionalizado “Sinha” ya pueda jugar al cien por ciento de su capacidad y así aportar esa idea y claridad futbolística que le faltó al equipo ante Pumas.
Así pues, siento que las cosas cambiarán conforme avance el torneo, el equipo mejorará y entrará a la liguilla.
En la grada buen ambiente, mesurado el comportamiento de ambas porras, esperemos que así siga siendo y que en nuestro estadio puedan seguir asistiendo familias completas a disfrutar de este hermoso deporte. Esperemos que la próxima jornada Gallos Blancos regrese del estadio Jalisco con un muy buen resultado. Que tengan una semana llena de bendiciones, paz y salud.

Comentarios