¡Los procesos judiciales no se consultan!

Héctor Parra Rodríguez

Hoy inicia la campaña a cargo del INE para promover la consulta popular que no implica procesar a expresidentes, como lo hacen suponer en la campaña del engaño que promueven Morena y AMLO. El presidente de la SCJN Arturo Zaldivar Lelo de Larrea, dejó en claro que “la consulta popular no es para enjuiciar a expresidentes”. 

A pesar de ello el presidente López y Morena emprendieron una feroz campaña publicitaria distinta, mienten con la pretensión de llevar a las urnas a los participantes con una idea errónea que arrojará la consulta popular. De lograrse una participación del 40% de los electores, cuando más, las autoridades podrán integrar una “comisión de la verdad” para investigar a cualquier actor político, mas no realizar actos jurisdiccionales en contra de… Si no alcanzan el porcentaje en primer ejercicio de consulta popular habrá concluido ¡La impartición de justicia no se consulta! 

El INE es la única institución del Estado (autónoma) responsable de difundir la consulta popular, luego la campaña que emprendieron el presidente y su partido se apartan de la norma constitucional. La campaña oficial no hará referencia alguna para procesar penalmente a nadie en particular. La campaña del engaño vicia el proceso y resultado de la consulta ¿Qué sucederá si los engañados alcanzan el porcentaje constitucional? ¡No se procesará judicialmente a nadie! Ese será el único resultado. 

Ahora que, como el manejo de la primera consulta es de naturaleza política, AMLO podrá engañar e iniciar juicio en contra de quien le plazca, pero no será consecuencia vinculatoria de la consulta popular. Podrá ser otro engaño a los que nos tiene acostumbrados el presidente de la República. A la campaña se sumó Santiago Nieto Castillo, dándole una connotación académica al referir que: “es un mecanismo para el ejercicio de los derechos fundamentales, en particular el voto”. 

Habrá 15 días de campaña oficial, el 1º de agosto se llevará a cabo la consulta. Se instalarán 57 mil centros de recepción (casillas), muy distante de las 163 mil, 244 que fueron aprobadas en la pasada jornada electoral. Morena le llamó “boicot”. Los mismos que no autorizaron el presupuesto para la consulta se quejan del raquítico número de mesas. De tal suerte que, si no se llega a la vinculación del resultado acusarán al INE, cuando que los responsables serán los mismos promotores de la consulta. Se trata de otra estratagema política de AMLO, nada que ver con la obligación del Estado de impartir justicia.  

Analista legislativo. @HectorParraRgz

Comentarios