Los buenos gobiernos arrojan buenos resultados

Agustín Dorantes

Los gobiernos emanados del Partido Acción Nacional han demostrado, con resultados, que tienen la experiencia, la convicción y la visión para encabezar el desarrollo de Querétaro y del país.

Gracias a la unidad y a la empatía que promueve, el PAN ha logrado consolidarse no sólo como la oposición más fuerte del país, sino como el partido que actúa pensando a futuro. Y los datos duros, es decir la experiencia, lo comprueban y respaldan.

La capital queretana, por ejemplo, fue reconocida recientemente por el “Financial Times”, uno de los diarios más importantes del mundo, como una de las diez ciudades con mayor potencial económico. Este logro fue producto de un trabajo coordinado entre gobierno y ciudadanía: en esta fuerte alianza descansa la clave del éxito queretano. La promoción del trabajo en equipo es lo que distingue a Querétaro.

Por citar otro ejemplo, la Auditoría Superior de la Federación (ASF), el organismo autónomo encargado de evaluar y de encontrar irregularidades en el gobierno, colocó al estado —por tercer año consecutivo— como el líder nacional en el Índice de Desempeño de la

Gestión del Gasto Federalizado, pues la entidad logró, gracias a su transparencia y buen manejo de los recursos públicos, 98.7 puntos de los 100 posibles.

Estos éxitos reflejan que los gobiernos emanados de Acción Nacional están comprometidos con la búsqueda de un futuro más prometedor y próspero para las familias de las y los queretanos: estamos unidos con los ciudadanos para mejorar la calidad de vida en Querétaro.

En el PAN, tenemos la fuerte convicción de mantenernos transparentes, de rendir cuentas y de cooperar en unidad para que los ciudadanos vivan con la mayor tranquilidad posible, mientras que por el contrario, Morena a través del Gobierno Federal promete mucho y  cumple poco. Y los datos duros no dejan mentir a nadie.

La ya mencionada ASF encontró que, durante el primer año de la actual administración federal, hubo irregularidades por 67 mil 498 millones de pesos. Una enorme cifra. Sobre todo si se toma en cuenta que la lucha en contra de la corrupción fue el estandarte de Morena durante las campañas electorales pasadas.

En este sentido, la Auditoría Superior de la Federación también denunció irregularidades dentro de una de las dependencias más importantes en el combate a la corrupción: la Secretaría de la Función Pública. Y es que de acuerdo con el organismo autónomo, la secretaría obstaculizó el trabajo de los auditores e incluso se negó, en algunos casos, a cooperar.

Como vemos, las diferencias entre los gobiernos emanados de Acción Nacional y los gobiernos emanados de Morena son abismales: por un lado, al PAN se le reconoce por transparente gracias a su trabajo en equipo con la ciudadanía; por otro, a Morena se le señala como irregular y como obstaculizador de la democracia.

En Acción Nacional creemos que la mejor manera de gobernar es con el ejemplo. La transparencia, para el desarrollo y construcción de una democracia, es indispensable. La rendición de cuentas, también. Si queremos mejorar al país, tenemos que trabajar en equipo, gobierno y ciudadanía, manetenernos informados y cooperar para entregar cada vez mejores resultados.

Comentarios