Llamadas de extorsión

No caer en ese cuento

de la pésima extorsión.

No vivir el cruel momento

ni hacer la gran función.

Recomiéndase por tanto

no llegar a confusión.

No llevarse en el quebranto

una mala decisión.

Publicar mucho en las redes

brinda mucha información.

Si al chantaje luego cedes

das tú el juego a la extorsión.

Usualmente desde el bote

llegan siempre los fonazos.

De verdad que son borlote

de una bola de pelmazos.

Es por ello que debemos

mucha calma mantener.

Si el depósito hacemos

hay ya mucho que perder.

Periodista

Comentarios