¿Legalizar la marihuana?

Guillermo Tamborrel

El debate sobre la posible legalización de la marihuana ha venido cobrando intensidad en las últimas semanas y qué bueno que así sea, ya que la decisión que se tome tendrá un gran impacto en la vida del país. Hoy observamos que poco a poco las posiciones se van definiendo sobre bases científicas y no sobre prejuicios o cálculos político-electorales, circunstancia que desde luego nos permitirá tomar una mejor decisión.

Sin embargo, seguimos viendo y escuchando posiciones de comunicadores y otros actores políticos que con tal de sentirse vanguardistas, modernos o progresistas impulsan y felicitan la legalización de la marihuana. Ello sin manifestar verdaderos argumentos, simplemente hablan y hablan sin tener la más remota idea de cómo es que se promueve y se da el consumo de drogas, de lo que ocurre en la calle, en las colonias y comunidades, y mucho menos de lo que ocurre al interior de los hogares, ignorando también qué es lo que lleva a millones de menores de edad a consumir. Prueba de ello es que no pocos de esos “expertos” hasta hace poco tiempo exigían la despenalización del consumo, es decir pedían la descriminalización del adicto señalando que las cárceles estaban saturadas de personas cuyo delito era el de ser consumidores de drogas ilegales. Esos “expertos” ignoraban hasta hace muy poco tiempo que desde agosto del 2009 –hace 6 largos años- la posesión de lo que se considera dosis para consumo personal de prácticamente cualquier droga está permitida. Por lo tanto es de señalarse que todos aquellos que son retenidos en los penales supuestamente por esta causa seguramente cometieron algún ilícito como un asalto o un robo.

El gobierno federal ya convocó a cinco grandes foros nacionales para ir definiendo la posición de México en el debate que habrá de darse al seno de las Naciones Unidas a partir de abril 2016 y hasta abril 2019. Fecha en la que el mundo habrá de definir una nueva convención y acuerdo internacional que marcará el rumbo a seguir.

De acuerdo con una encuesta de Ulises Beltrán y Alejandro Cruz y ante la pregunta de si se debía legalizar la marihuana, el 55% de las personas manifestó que no y el 42% dijo que sí. Quienes dijeron que sí, expresaron las siguientes razones: 1) 40% dijo que así se acabaría el narcotráfico y por tanto la violencia es decir, por razón de seguridad. Sin embargo, diversos especialistas en el tema de seguridad coinciden en que la violencia no desaparecerá con la legalización de la marihuana ya que los carteles de criminales seguirán luchando por los territorios y mercados a balazos 2) 30% dijo que estaría de acuerdo si era utilizada sólo como medicamento, hecho que ya está previsto y aceptado en la ley. Es de destacarse que una cosa es utilizar medicamentos elaborados por laboratorios farmacéuticos a partir de las sustancias contenidas en la marihuana y otra cosa es “recetar churros o porros” 3) 6% porque se podría controlar el consumo. Posición que surge del hecho de que se asume, el suministro de mariguana estaría limitado para mayores de edad y también en cuanto a la cantidad que se les podría vender. Aquí es de señalarse que esto nos es del todo cierto ya que por ejemplo, en el estado de Colorado, en EU, jóvenes mayores de edad compran marihuana que comparten con sus amigos menores de edad 4)El resto fueron otras muchas razones.

Ante la pregunta expresa de si se debía legalizar para fines médicos la respuesta a favor fue del 81% y ante la pregunta de si estaría de acuerdo con legalizar la marihuana para fines recreativos la respuesta del 77% fue por el no. La respuesta cambia según se haga la pregunta.

De lo anterior se concluye que es indispensable el informarnos debidamente no sólo sobre los efectos del consumo de marihuana sobre la salud, sino también de cómo se comercializa y del por qué se consume en nuestro país.

Fuente de los Deseos: Ojalá los “expertos progresistas” se den cuenta que la enorme y contundente mayoría de consumidores de marihuana no están ni cerca de ese “consumidor responsable” que ellos asumen. Ojalá se den tiempo para conocer cómo es que los menores de edad son enganchados en las adicciones.

Ciudadano comprometido. @TAMBORRELmx [email protected]

 

Comentarios