Lecturas entendidas en el Partido Acción Nacional

César Lachira Sáenz

Tras la licencia solicitada hace cinco meses por el diputado federal Ricardo Anaya Cortés para contender por la Secretaría General de la dirigencia nacional del Partido Acción Nacional (PAN), la suplente Ana Paola López Birlain seguirá como diputada. Lo anterior merece la siguiente lectura.

En primer lugar, Ricardo Anaya, siendo ya secretario general pudo haber regresado a su curul y desempeñar ambas funciones, sin embargo, su interés se orienta a la gubernatura de Querétaro y desea dedicar todo su tiempo para alcanzar la meta.

Es así que de ahora en adelante lo veremos con una mayor actividad en nuestro estado tratando de adelantarse a Francisco Domínguez. Es probable que en esta ocasión la candidatura se obtenga por medio de sondeos de preferencias y no por elección de la militancia, lo que de antemano le daría un triunfo a Ricardo Anaya.

Hay que recordar también el buen trabajo legislativo realizado y sus cercanas amistades con el sistema, que ven en él a la persona y no al partido.

La derrota por soberbia.

Hace algunos años, Manuel González Valle creía que le sería fácil ganarle a José Calzada Rovirosa; es más creía que la tendencia 2 a 1 eran irreversible e incluso las personas cercanas se creían ya en el próximo gabinete. Al final el escenario fue otro y la peor lección de vida fue: “La soberbia nunca baja de donde sube, pero siempre cae de donde subió”.

Sabía lección que debiera aprender el diputado Marcos Aguilar. Se reconoce el trabajo que ha desempeñado y por tanto las encuestas le dan un lugar privilegiado ante sus posibles contendientes, sin embargo, cuando se trata de hablar de la presidencia municipal se siente ya en la silla como edil. Tal grado de soberbia puede que le haga perder el piso y la presidencia municipal de Querétaro. Aguas Marcos Aguilar, recuerda lo que decía Francisco de Quevedo: Tengo tres perros peligrosos: la ingratitud, la soberbia y la envidia. Cuando muerden dejan una herida profunda.

Manuel Pozo enchulando su campaña.

Muy mexicano el nombre de la campaña de Manuel Pozo, perdón del programa de la Secretaría de Desarrollo Social, “ENCHULA”, con ellos se busca embellecer los maltratados edificios de la colonia Sauces.

El mejoramiento urbano de su programa va de la mano con el apoyo temporal que esto genera, lo que suman votos para su campaña y posible candidatura por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Él sabe que lo vigilan al centímetro y cuida los detalles para evitar ser acusado de utilizar recursos públicos con fines electorales. Bien por Manuel Pozo.

Los riesgos de Peña Colorada.

Ante la resolución del juez federal sobre El Tángano,  todas las zonas de preservación ecológicas están en riesgo de urbanizarse, y en ellas incluye la reserva protegida en “Peña Colorada” en el Municipio de Colón.

Ante esta amenaza los ecologistas de Querétaro se han dado a la tarea de reunir 5 mil firmas para que las autoridades federales se decidan a firmar el decreto que les otorga el ser considerado “zona de protección ecológica”.

No cabe duda que la legalidad jurídica dista mucho de la legalidad social. Muchos discursos sobre el estado constitucional de derecho, pero a la hora de la hora prima lo jurídico y deja de lado lo moral y social de tales determinaciones.

Comentarios