Lástima que Gallos no sepa ganar en casa

Enrique Guerrero

No sólo fue la dolorosa derrota en casa donde aún no saben lo que es una victoria en el Clausura 2018, sino la forma en que perdieron

Sin darle más rodeos al asunto, Gallos Blancos decepcionó en su duelo ante los Tiburones del Veracruz, pues cuando sus seguidores  y los expertos en la materia daban por hecho que haría valer su condición de local y sin problemas se alzaría con el triunfo que le permitiera tomar una ventaja más amplia sobre los  jarochos en el tema porcentual, sucedió todo lo contrario.

Pero no sólo fue la dolorosa derrota en casa donde aún no saben lo que es una victoria en el Clausura 2018, sino la forma en que perdieron.

Yo reitero que este equipo tiene excelente material humano para salir en un dos por tres de la situación en que se encuentra, pero no me explico qué realmente es lo que le está pasando, si la presión del porcentaje no los deja funcionar como debe ser o de plano la apatía es más fuerte que ellos.

Lo que sí se vio —y lastimosamente lo digo— fue que ante los veracruzanos, Gallos Blancos jugó con miedo, como si hubiese sido el visitante, nunca se notó una propuesta ofensiva, que arriesgara, que fuera por todo el botín.

Dejó crecer a un Veracruz que no desaprovechó y merecidamente se llevó los tres puntos que le dieron oxígeno puro en su lucha por no descender, acercándose a 7 unidades de los plumíferos y ya tienen muy cerca a Lobos BUAP.

Tena, quien no deja de señalar que el primer reto es salvar al equipo, reconoce que se equivocó en el planteamiento ante Veracruz y que la caída fue dolorosa porque se dejó escapar una oportunidad de oro para dar un gran paso hacia ese objetivo primordial, porque se trató de un enemigo directo al que bien pudieron hundir, pero no se pudo, ciertamente los jugadores lucharon pero sin orden táctico.

Hoy para su suerte, Lobos BUAP les quitó el penúltimo lugar de la porcentual, o sea Gallos “subió” al casillero 16 con un cociente de 1.1111, producto de 100 puntos ganados en 90 partidos; los poblanos son ahora el 17 con 22 puntos en 24 jornadas, recordando que están en su segundo semestre en el Máximo Circuito, con un cociente de 1.0909 y los Tiburones suman 93 unidades en 90 jornadas para un cociente de 1.0333.

Eso no significa un gran logro para Gallos, a pesar de sumar dos derrotas consecutivas y mucho menos por ello se deben seguir confiando porque al torneo todavía le restan 12 jornadas y todo puede pasar, sino se apuran a aportar lo mejor de sí mismos en cada compromiso y al Flaco decirle que ya los suelte, que tiene equipo para ganarle a cualquiera, que el temor al fracaso no lo limite, que recuerde y bien que: “La mejor defensa es el ataque”.

Ahora visitan a los Xolos de Tijuana este viernes, aduana súper complicada, pues enfrentarán a un equipo que en lo que va del torneo no ha recibido gol y Gallos en sus tres últimos partidos no ha anotado, como quien dice se medirán “la mejor defensa del torneo ante una de las dos peores ofensivas”, pues sólo llevan dos goles anotados al igual que sus recientes verdugos del Veracruz, aunque  claro, los Xolos suman 3 goles a favor nada más, como quien dice, también están batallando.

Hasta la próxima. 

Comentarios