Las mujeres y los Objetivos del Desarrollo Sostenido

Jesús Rodríguez Hernández

El 15 de octubre, ONU Mujeres inició la celebración en Naciones Unidas, con temas muy importantes que expresan el papel fundamental de las mujeres en el desarrollo, empezando con el Día Internacional de las Mujeres Rurales el 15 de octubre, el Día Mundial de la Alimentación el 16 de octubre y el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza el 17 de octubre.

La igualdad de género, el empoderamiento y los derechos de las mujeres son asuntos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (ODS) como nueva hoja de ruta mundial.

Los objetivos están vinculados a la vida de mujeres y niñas en todo el mundo, los principales son: erradicar la pobreza en todas sus formas y en todo el mundo, poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria, la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible, así como la meta de lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas.

A nivel mundial, menos del 20 por ciento de las mujeres que trabajan la tierra son propietarias de las mismas lo que les impide tener acceso a los insumos, las semillas, el crédito y los servicios de extensión. Dedican más tiempo que los hombres y las mujeres urbanas a las tareas domésticas y los quehaceres del hogar. Las muertes maternas las afectan de manera desproporcionada, una mujer rural tiene un 38 por ciento menos de posibilidades en comparación con una mujer urbana de dar a luz con la asistencia de una o un profesional de la salud competente.

Es importante reconocer la función y contribución de la mujer rural, incluida la mujer indígena, en la promoción del desarrollo agrícola y rural, la mejora de la seguridad alimentaria y la erradicación de la pobreza rural.

Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en los países en desarrollo, las mujeres rurales representan aproximadamente el 43 por ciento de la mano de obra agrícola y producen, procesan y preparan gran parte de los alimentos disponibles, por lo que sobre ellas recae la gran responsabilidad de la seguridad alimentaria.

En México, de acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), 752 mil mujeres trabajan en el sector primario.

Es imprescindible avalar el acceso de las mujeres rurales a recursos agrícolas y productivos, capacitarlas, otorgarles préstamos accesibles, servicios financieros, impulsar sus habilidades y prácticas, que tengan acceso a la tecnología, fortalecer los servicios sociales, otorgarles apoyo para salvaguardar la propiedad de sus tierras y recursos naturales.

Las mujeres contribuyen a reducir el hambre y la pobreza en el mundo, hay que garantizarles espacios para que se expresen y concientizarlas respecto a sus derechos, es preciso contar con las reformas necesarias para garantizarlos.

Si bien 143 países, una cifra récord, habían garantizado hasta el año 2014 la igualdad entre mujeres y hombres en sus constituciones, había 52 que no habían adoptado esta iniciativa. En muchas naciones, la discriminación de género es manifiesta en normas jurídicas y sociales.

Garantizar los derechos de las mujeres, es empoderarlas para que asuman su liderazgo y participen efectivamente, en los procesos de toma de decisiones y acceso al poder.

Ex presidente municipal de Querétaro y ex legislador federaly local

@Chucho_RH

Comentarios