La violencia en el proceso electoral

Margarita Zavala

El crimen organizado está atacando a candidatos a diversos cargos sin que la autoridad sea capaz de prevenirlo.

Este proceso electoral se ha caracterizado por la violencia. Aparecen asesinatos que nos dan a conocer: la desaparición de los estudiantes de Guadalajara y los dos ciclistas (un alemán y un polaco) que sólo querían conocer México. Son turistas de ese turismo ecológico que he puesto en mis propuestas para fortalecer el turismo como motor económico. Pero una noticia así ahuyenta al turismo.

A esa violencia se suma la violencia hacia candidatos. La situación de inseguridad que vive México es producto del abandono que este gobierno hizo de las instituciones de seguridad y de justicia.

Cuando hasta el candidato del partido en el poder critica lo que el gobierno ha hecho es porque las cosas no pueden estar peor. El crimen organizado está atacando a candidatos a diversos cargos sin que la autoridad sea capaz de prevenirlo. El INE y el gobierno federal están encargados de velar por la seguridad de las elecciones. Debe revisarse qué candidatos y qué lugares deben protegerse más.

Ésta es una consecuencia más de no haber invertido en el crecimiento y fortalecimiento de las instituciones de seguridad. El sexenio pasado la Policía Federal pasó de 6 mil a 36 mil elementos. Para este año deberíamos tener al menos 70 mil.

Otra preocupación es hasta qué nivel el crimen organizado está incidiendo en los candidatos. Habrá lugares donde las bandas delictivas no sólo tengan a su candidato, sino que tal vez ya se hicieron de la obediencia de los aspirantes a un cargo. Sólo así se explicaría que en tantos municipios la autoridad local no haga nada y prefiera culpar al gobierno estatal y éste al federal. La captura del Estado comienza en las campañas electorales.

Un ataque contra cualquier candidato es un ataque contra toda la democracia. ¿Con qué seguridad va a ir la gente a votar? ¿Con qué tranquilidad querrá la gente participar como funcionario de casilla? He aquí una razón más para rechazar la propuesta de amnistía de López Obrador.

POR CIERTO. La violencia verbal puede ser el preludio a la violencia física. Las redes sociales se han convertido en un hervidero de violencia verbal extrema de simpatizantes de algunos candidatos. Desde aquí les pido a mis seguidores en redes que nunca caigan en las provocaciones y que por ningún motivo se enganchen en ese tipo de discusiones.

 

Comentarios