25 / julio / 2021 | 13:07 hrs.

La última y nos vamos

Ana Patricia Fernández

Bien dicen por ahí que no hay fecha que no llegue ni plazo que no se cumpla. Luego de 16 fechas, el Clausura 2014 experimenta su etapa final y desde ayer comenzó la última jornada del campeonato. Los preparativos para la fiesta grande están casi listos y será éste fin de semana cuando se entreguen las últimas invitaciones a los equipos.

Con el paso de los días, los torneos van terminando, el mundial se acerca y, a su vez, algo está pasando con los equipos mexicanos, quizá esa premisa de que el futbol en año mundialista se torna demasiado precavido empieza a ser reflejada en la realidad, y es que aunque lo nieguen muchos de los futbolistas, lo cierto es que todos ansían la llegada de Brasil 2014, así como también ansían formar parte del plantel que Miguel Herrera llevará consigo al país carioca.

Me explico: este torneo, penúltimo antes de que inicie la justa continental más importante, no ha sido de los mejores en cuanto a puntos, claro reflejo es el América, que a duras penas clasificará a la fiesta grande (si le ganan mañana por la tarde al Toluca) después de haber llegado a dos finales consecutivas, coronarse en la primera ante Cruz Azul y caer en la segunda ante los esmeraldas de León…que no son propiamente harina de otro costal.

En cuanto a León, su realidad no dista mucho de la que vive América. El conjunto de Gustavo Matosas vivirá mañana ante Tijuana su último partido del semestre ( a menos que ocurra un verdadero milagro y califiquen) Y es que ¿A quién engañamos? Los jugadores de América y León saben de sobremanera que serán ellos quienes representen la base tricolor en Brasil, mismo que se encuentra a escasos 47 días de distancia y teniendo como referencia la terrible ‘tragedia’ de Radamel Falcao, el colombiano que puede quedarse sin mundial por una lesión, prefieren cuidarse al máximo.

La carga de trabajo que han tenido les puede cobrar una factura muy cara, misma que seguramente ninguno de los seleccionados de León está dispuesto a pagar.
Aunque suene muy radical, lo mejor que le podría pasar tanto a azulcremas como a esmeraldas es quedar fuera de liguilla, así podrán tomarse unas semanas para descansar y asimilar que sobre ellos recae la tradicional esperanza (sin sentido alguno, creo yo) de miles de mexicanos que sueñan con un mundial histórica para México.

INCERTIDUMBRE EMPLUMADA:

El final del torneo llegó y las cosas para Gallos Blancos de Querétaro distan mucho de estar tranquilas.

Como todos ya sabemos, el equipo sigue intervenido por las autoridades, aunque ya suenan los nombres de cuatro inversionistas que estarían comprando al equipo en éste verano próximo. Las posibilidades de que Gallos Blancos permanezca en la ciudad son altas, pues se tiene el apoyo total de gobierno.

Por otra parte, es importante que el dinero llegue pronto a las arcas del equipo, porque algunos de los jugadores que actualmente militan con Gallos, están a préstamo con opción a compra, sin embargo, si no hay dinero no podrán hacer válida la opción a compra y deberán regresar al equipo al que pertenecen, Me comentaban que Christian “Hobbit” Bermúdez es uno de los que viven ésta situación.

Comentarios