11/07/2019
06:27
-A +A

El contexto actual de nuestro país no puede ni debe tomarse a la ligera, mucho menos debe ser motivo de burla o alegría, -“¡Qué bueno que estén haciendo las cosas mal!” esto, por dos razones: 1. Los ciudadanos siempre seremos los más afectados por las decisiones de aquellos que dicen que gobernar “no tiene mucha ciencia”, efectivamente, no se requiere mucha ciencia cuando se es incapaz de medir con precisión el impacto de las decisiones de gobierno, no tiene mucha ciencia cuando todos son culpables menos uno, el que debería asumir la responsabilidad de las decisiones tomadas a partir del 1 de diciembre de 2018. 2. Así como van las cosas sería muy sencillo “normalizar” que se sigan cometiendo errores por parte de los que hoy están al frente de nuestro país, así mismo también es un error percibir al presidente más como un redentor que como la figura gubernamental más importante de nuestro país.

Ahora, cuando dicen que “vamos requetebién” inmediatamente viene a mi mente la película Forrest Gump, —si la analogía no resulta burda— cuando este era cuestionado sobre el estado de sus piernas. Era evidente que sus piernas no estaban bien, su columna tenía la forma de un gancho, sin embargo él respondía: “¡mis piernas están requetebién!”. Y podrán decir lo que quieran, pero la séptima renuncia en 7 meses de gobierno no es ir “requetebién” ¿o sí?.

La renuncia de Carlos Urzúa a la Secretaria de Hacienda y Crédito Público no es cosa menor, no es parte de los ajustes naturales de un gabinete, mucho menos si se toma como punto de partida las razones por las cuales se separa del cargo. Se queda al frente de la Secretaria el que fuera subsecretario de esta, Arturo Herrera que ha juzgar por su semblante en el video en el que presidente anuncia su nombramiento que no nos sorprenda si dentro de un mes —o menos— también presenta su renuncia.

Segura estoy de no ser la única que se ha prometido no hacer comentario alguno respecto a lo que va sucediendo con el nuevo gobierno pero resulta imposible, el nuevo gobierno se encarga de fijar la agenda nacional del acontecer noticioso, y lo peor; resulta imposible no sentir que la sangre hierve cuando el país se les deshace entre las manos, y no, ya no se trata de si en el pasado se cometieron errores, nos dijeron que a partir del 1 de diciembre todo sería diferente, no esperando de esta forma que nuestro país se recomponga en apenas un año, pero sí de eliminar viejas prácticas, aquellas que tanto criticaron, y que tanto daño le han hecho a nuestro país. Pareciera que todo va de mal en peor; las viejas prácticas continúan, aunado a una falta total de sentido común y nula experiencia a la hora de gobernar.

 

 

Diputada federal del PRI

 

Comentarios