25 / septiembre / 2021 | 05:20 hrs.

La reforma político electoral: paridad de géneros

Yolanda Elías Calles Cantú

La democracia en México se ha ido construyendo a base de esfuerzo y participación de su gente. Cuando los ciudadanos conocen sus derechos y obligaciones, asumen la responsabilidad de exigir transparencia y rendición de cuentas y participan libremente en los procesos políticos, sólo así, es cuando la gobernabilidad democrática se afianza.

En este contexto, la promoción de la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer, son temas en los que se ha buscado avanzar.

Un ejemplo de esta situación se dio en 2009 con el fenómeno de las llamadas “Juanitas”, en el que una vez que las candidatas eran electas, las diputadas pedían licencia para ceder su cargo a suplentes hombres. Fue en este momento que surgieron voces de denuncia por estas solicitudes, entre ellas la del Sistema de las Naciones Unidas en México, que detonaron un trabajo conducido por legisladoras, organizaciones de la sociedad civil y organismos internacionales.

En el año 2011, en México había sólo 6% de mujeres presidentas municipales, las mujeres ocupaban un 23% de los escaños en los congresos locales, 28% en la Cámara de Diputados y el 20% en el Senado.

En la LXII Legislatura, la presencia de las mujeres en el Congreso de la Unión es la mayor de todas las legislaturas en la historia, ya que hay 42 mujeres en el Senado, con 32.81% lo que representa un incremento del 14%, y en la Cámara de Diputados 187 mujeres, con 37.4% de representación, un incremento del 10% con respecto a la legislatura anterior.

Con la Reforma constitucional en materia política-electoral se abre una valiosa oportunidad para que más mujeres participen y accedan a cargos de elección popular. Lograr una igualdad sustantiva en los diferentes ámbitos de la esfera pública, ha significado un esfuerzo importante, la reforma introduce las reglas para garantizar la paridad de géneros en candidaturas a legisladores federales y locales.

Nuestro país ha dado un paso significativo, la nueva normatividad permitirá el pleno reconocimiento y ejercicio de los derechos humanos de las mujeres, y el acceso sin cortapisas a cargos de elección popular.

*Presidenta del Consejo General del Instituto Electoral de Querétaro (IEQ).

Comentarios