La patraña del Sr. Piraña. El ska emerge desde lo más profundo dejando huella

10/07/2019
11:47
-A +A

Mis estimados lectores, un placer poder leernos el día de hoy y bueno, quiero platicar de cómo me encontré con una banda de ska en un día soleado de domingo, en donde andaba de activación; la pandilla me platicó sus orígenes,   sus miembros datan de ser barristas pumas y formar parte de de esos cánticos gloriosos que enardecen a la barra universitaria, pero eso no es lo más importante sino el hecho de que a todos les gustaba la música y un día, sin más, se encontraron armando la agrupación llamada el Sr. Piraña. 

Todos los integrantes, o la mayoría, ya tenían algún querer con la música, los que no formaron parte de alguna banda de rock eran hueseros (palabra para denominar a los músicos que tocan en agrupaciones tropicales), todos son una partida de personajazos. Yo los denominé como locos, acelerados, músicos en potencia y, ante todo, unos asesinos del aburrimiento. 

Ya entrados en detalle me hice vale de ellos, hemos platicado infinidad de historias, una de ellas es la del vocalista de la banda, el famoso Rick, un amigo hijo del vocal de Los Gatos Negros,  agrupación famosa en los años ochentas, y  quien en propias palabras me comentó lo siguiente:  “Traigo la música en la sangre”. Él sube al escenario a romperla, además estuvo al borde de la muerte, pues  tuvo  un accidente mortal, cuya recuperación tardó casi medio año, pero  la música lo hizo levantarse para  volver con el Sr. Piraña. “Regresé en muletas para el primer ensayo con el Sr. Piraña”, recuerda. También me dice  que son una familia y eso lo he corroborado en cada toquín en el que estoy presente

El Pantera es parte fundamental de la banda y es quien me habló por primera vez,líder, alegre, loco y un prodigio en la batería.  Sin lugar a dudas se gana su apodo, pues tiene esa convicción de dejar la vida en cada presentación, ataviado con su playera sin mangas, que sirve para mostrar esa imagen ruda que lo caracteriza, y   sus gafas negras  esconden ese desconecte que muestran los pirañas; uno más, creo que el que más describe lo patrañoso que es el Sr. Piraña, un tipo que ha tocado desde hace ya unos lustros, desparpajado, con unos cuantos kilómetros de barra libre y un saxo privilegiado, además de ser adoptado por la “Mamá Juana”, parte fundamental de la agrupación. Martín, Chelius, Rafa, Gus, el Champi, Memo son los pirañas más terrestres que he conocido, con un estilo único que te lleva de la tranquilidad al éxtasis con rolas que hablan de desamor, pasión, alegría adulteradas con el mensaje de ánimo.

Voy describir a la banda con tres palabras: sacrificio, lucha y esperanza. ¡Al  conocernos descubrí que la vida te lleva a ser patraña y ser más piraña! 

 

@pollorockmusica

Comentarios