La importancia de un receso

Sofía Pérez Pavón Vela

En este momento me encuentro de vacaciones, y en realidad se debe de trabajar mucho para lograrlas, pero una vez que llegan es cuando también caigo en cuenta de la importancia que tiene hacerlo. 

Creo que no es importante a dónde ir, es importante para el sistema neurológico y nuestras emociones lo que significa el estar juntos, compartir y convivir de una manera diferente.

Salirse de la rutina no sólo representa un descanso, sino una actividad neurológica completamente distinta, si se está visitando un lugar desconocido, o una gran ciudad, el estado de alerta genera sustancias que te van a invitar a sobrevivir y,  por el otro lado, quien verdaderamente puede desconectarse de su vida diaria logrará, además, un descanso necesario para cualquier persona en el mundo. 

Es por la salud, por ello es incluso obligatorio el tener vacaciones; un artículo muy interesante que leí hace muchos años, decía que el que la persona cambie su rutina y se dé unos días para descansar, hacía que las personas lograran una productividad mucho mayor. Y esto se debe otra vez a que nuestro sistema ¡sí necesita una recarga de pilas!

La mayoría de personas dejan de viajar pensando en lo económico, salir se ha vuelto un gasto tan grande que es probable que deban de ahorrar todo el año para hacerlo, pero creo que ahora con Internet y un mundo conectado a nuestras manos, se pueden conseguir cosas como intercambios y posibilidades como irte a un lugar desconocido por muy poco presupuesto, incluso hay páginas que te dicen cómo hacerlo. Y viceversa, si tienes la capacidad de ahorro para poder gastar en un viaje, tienes cómo comparar precios y estar al alcance de lo que se necesita y requieres para tu viaje.

Lo importante es la escapada, el poder generar endorfinas segundo por segundo, el entrar a una zona fuera de la normal, pero en confort, a convivir en una comida, sin prisas, o sin que uno miembro de la familia tenga que correr, convivir, hacer y conocer cosas distintas.

Hoy, los nociceptores nos hacen enterarnos de qué y cómo nos duele, estos sensores que pertenecen al sistema periférico nos indican cuando algo duele, pero en otra instancia, si tu mente tiene creencias que el dolor es normal en la vida, hay sustancias incluso en tu cuerpo que harán que ese dolor se pueda hacer permanente y haga un daño severo, o lo contrario, que en verdad deje de doler y pare a ser su mejor amigo; la vida diaria se está convirtiendo en dolor de espalda, de rodillas, de articulaciones, de cuello, y el sistema avisa de manera oportuna y la mayoría de personas lo ignora. 

Por otra parte, el hecho de salirse de la rutina y hacer cosas interesantes y agradables significa generar sustancias como las endorfinas, serotonina, dopamina, que genera euforia y felicidad. ¿Qué necesitas para salirte de tu rutina y ponerle ingredientes a tu vida que realmente te generen entusiasmo y felicidad? ¿Por qué no empezar a planear? Un receso es necesario ¡tómalo! Y verás que tendrás cosecha. 

*Creadora del método y’u® y autora de Kidpilates

Comentarios