La ilegalidad de las infracciones de tránsito municipal.

César Lachira Sáenz

Anteriormente hemos comentado que tanto la policía de tránsito municipal como estatal han reducido su función a la mera acción de estar infraccionando a vehículos, especialmente de modelos atrasados, cuyos dueños son personas de bajos recursos.

Lo que no se sabía, especialmente de los policías de tránsito municipal, es que existen una serie de vacíos legales respecto a la propia legalidad que respalde la existencia de dicha policía, que hace que las infracciones que levantan no tengan validez jurídica, y por tanto no exista la obligatoriedad de pagarlas.

¿En qué sustentamos lo afirmado? La policía de tránsito municipal no cuenta con nombramiento de agentes de tránsito en términos  del Art. 89 del Reglamento de Tránsito para el Estado de Querétaro. Lo anterior se debe a que el nombramiento se modificó para poder aplicar en el subsidio federal, cambiándose a la nominación de policías preventivos y de proximidad. Debieron utilizar a los policías de tránsito porque los de guardia no aprobaron las evaluaciones ni alcanzaron a cubrir el perfil académico que se exigía para ser beneficiado del subsidio.

Es así que desaparece la Dirección de Tránsito Municipal y se crea el Área de Infracciones y Accidentes, el cual no existe ni en el organigrama ni en el reglamento orgánico de la Secretaria de Seguridad Pública Municipal, tampoco se encuentra en la Ley Orgánica Municipal del Estado de Querétaro.

Ante lo anterior, el ciudadano que es infraccionado puede demandar la ilegalidad del acto porque quien la aplica no está facultado y  acudir a los juzgados de lo contencioso administrativos y echar abajo la infracción.

SEMANA QUE NO NOS GUSTA

Tiene razón Roberto Loyola al afirmar que Querétaro lleva una semana que no nos gusta, especialmente en el tema de la seguridad. Nos habíamos acostumbrado, al menos así nos lo hacían ver las autoridades, que nuestro estado era diferente al resto del país. Se respiraba “seguridad y tranquilidad”, pero ahora resulta que nuestro estado era guarida de narcotraficantes y el lavado de dinero estaba a la orden del día. Asimismo, empezaron a aparecer cuerpos de mujeres asesinadas (no quieren que se les llame feminicidios) en distintas partes del estado.

Claro el asunto que más movió a la élite queretana es la captura de German Goyeneche junto a Héctor Beltrán Leyva. Este “distinguido queretano” arrastró a políticos y empresarios muy cercanos al amigo incómodo.

Asimismo el poder de las redes sociales tomo el asunto del Teletón, donde un organismo internacional sugiere no colaborar con este colecta impulsada por televisa que utiliza el factor humanitario para aprovecharse de la ciudadanía en una colecta que esconde intereses de deducibilidad de impuesto para la televisora al dar como suyo un dinero en calidad de donativo, que al final es deducible de los impuestos que ésta tiene que pagar.

Lo anterior molesto al gobernador, pues ha manifestado, que al margen de lo anterior, su gobierno seguirá apoyando al Teletón, o al menos, él personalmente. Recordemos que la actual administración se la ha jugado al todo por el todo en el Hospital Infantil Oncológico, y vaya con justa razón, cuando se trata de la salud infantil, al margen de los oscuros intereses del Teletón.

LOS DESTAPES ANUNCIADOS

Marcela Torres, la diputada panista destapó a Francisco Domínguez como candidato para la gubernatura y a Marcos Aguilar para la presidencia municipal de Querétaro.

Vaya, parece que el PAN ya resolvió el asunto de sus dos candidaturas más importantes, en tanto que el PRI se encuentra atrapado en sus propios tiempos, hecho que los panistas han sabido aprovechar para irse posesionando a través de sus informes legislativos.

En el PRI todo es especulación, y los medios nacionales crean una mayor incertidumbre, como el destape que hizo el periódico Excélsior de Jesús Rodríguez para la gubernatura. Vaya que lo anterior deja más contentos a los panistas que a lo priistas, sólo basta tener memoria  histórica y recordar que cuando Jesús Rodríguez postulo a una diputación federal el resultado fue catastrófico para el PRI, tanto que fue uno de los peores resultados que un priista haya tenido a nivel nacional. Pero en fin se vale perder la memoria histórica y pensar que puede ser el bueno.  

Comentarios