La Fotografía, por amor al arte

Gerardo Proal de la Isla

La Fotografía es una aventura, como la vida misma. Se trata de momentos, de personas, paisajes, lugares, testimonios, acontecimientos, emociones y más. Todos ellos capturados en imágenes para la posteridad.  Pintar con luz es una hermosa definición de esta actividad. Existen varias líneas de uso y aplicación de la Fotografía, como ejemplo: la documental, periodística, científica, publicitaria o comercial, astronómica, submarina y artística. La Fotografía es un arte y también un valioso instrumento para el arte. Este a su vez, reúne las creaciones realizadas por el ser humano para expresar una visión sensible del mundo, de manera real o imaginaria y comparte ideas, emociones, percepciones y sensaciones. La cultura tiene que ver con el cultivo del espíritu humano, estrechamente vinculada con la civilización y el progreso de los pueblos. La cultura es una especie de tejido social que abarca las distintas formas y expresiones de una sociedad determinada. Sus costumbres, forma de ser, de vestir, sus tradiciones y normas de comportamiento. Se fortalece, se enriquece o se modifica con el paso del tiempo.

Ese conjunto de informaciones y habilidades que posee un individuo definen su propia cultura. Para la UNESCO, la cultura permite al ser humano la capacidad de reflexión sobre sí mismo y a través de ella discierne valores y busca nuevas significaciones.

En lo personal, soy un hombre con formación profesional en el ámbito administrativo y que encontré al momento de involucrarme con temas relacionados con el arte, una puerta que me llevó a descubrir un campo abierto de expresión y una nueva dimensión para conocer, reconocer y apreciar  absolutamente todo lo que me rodea. Como fotógrafo, la tarea se convierte al paso del tiempo en una pasión que disfruto mucho, pero también me ha permitido interesarme en el trabajo de otras personas y admirarles por lo que hacen.

La parte más agradable de hacer y publicar fotografía es cuando te encuentras a las personas que te comparten que una fotografía tuya les inspiró para algo positivo, He tenido dos experiencias de quienes me ha contado que su pareja se les declaró cuando estaban visitando una exposición. También, quienes han vivido experiencias duras y difíciles, algunas imágenes y sus textos les han reconfortado un poco. Ahí es donde está, desde mi personal punto de vista, uno de los encantos mayores del arte y de su capacidad de llegar a despertar en las personas emociones y percepciones distintas.

Por otro lado y en otro orden de ideas, nuestro estado y su capital  Santiago de Querétaro, la cual tiene prácticamente veinte años considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad, poseen una rica participación en momentos trascendentales a lo largo de la historia de nuestro país. Sus calles, casonas, templos y edificios, están llenos de arte e historia, al igual que muchas otras expresiones artísticas contemporáneas. Registrar parte de ello a través de la Fotografía, es una manera de reunir testimonios de un tiempo preciso y documentar también la manera en que fuimos ayer y somos hoy. Este rico patrimonio, le permite a nuestra entidad ser un destino cultural importante para el turismo, pero debemos ambicionar a serlo  para quienes vengan ex profeso a buscar y encontrar expresiones artísticas y hacer realidad, desde el punto de vista económico y de una actividad productiva, esa frase que usamos cuando nos referimos a realizar aquello que más nos agrada: “Por amor al arte”.

Considero que además de lograr que los visitantes vengan a buscar y encontrar expresiones artísticas en Querétaro, ser un destino cultural implica, no solo poseer esa riqueza patrimonial que ya tenemos para compartir, sino también hay que enfrentar un reto mayor en casa y corresponde a lograr que la mayoría de quienes habitamos este rincón de nuestra geografía, nos involucremos en la tarea de apreciar y valorar las expresiones artísticas, ni como moda, ni como novedad, sino como un proceso de identidad que habla de la queretanidad, esa misma que nos corresponde tanto a quienes nacemos como a quienes decidimos por voluntad propia vivir aquí y ser queretanos. Ojalá y nos vinculemos más personas, empresas, organismos e instituciones en la grata tarea de poner el arte al alcance de todos.

Dicha identidad fortalece nuestra cultura personal y sin lugar a dudas es un incentivo para lograr mantener la calidad de vida, conocer y recordar el Querétaro que nos tocó vivir a a algunos y sumar en ello para una nueva y amplia población que crece cada día, que necesariamente evoluciona y cambia para ser el Querétaro nuevo que deseamos conservar.

Comentarios