La confrontación quedó atrás

Héctor Serrano Cortés

Fue clara la voluntad del pueblo para que el país sea conducido por López Obrador.

Ex secretario de Movilidad.

Nada es tan personal como la derrota, y AMLO lo vivió en dos ocasiones; por el contrario, la victoria todo mundo se la quiere adjudicar.

A todos nos quedó clara la contundencia con que el pueblo expresó su voluntad para que el país sea conducido por López Obrador. Sin embargo, es curioso cómo ahora muchos se quieren colgar el triunfo; algunos advenedizos, otros oportunistas, otros más por supuestas capacidades que no aportaron absolutamente nada a fortalecer el proyecto que desde años AMLO trazó.

Siempre hay un destino por cumplir; el de Andrés es gobernar a México. Muchos reconocemos este triunfo con dignidad. Lo hizo bien y por eso ganó, y muchos de nosotros cometimos errores.

Hoy AMLO, en su discurso, antepone el interés de la nación, y es correcto que lo haga; eso es actuar con responsabilidad y obliga a que se involucre todo aquél que busque el bienestar de los mexicanos.

Ha manifestado que no buscará venganza y habla del perdón político; es decir, deja atrás la confrontación y busca fortalecerse como líder de los mexicanos. La mejor muestra para este fin es que como encargada de la política interior designó a una destacada jurista con trayectoria impecable. Olga Sánchez Cordero es una mujer reconocida por su capacidad de interlocución y, sobre todo, por su alto compromiso con la legalidad. Ésa es la mejor señal: no entregar tan importante posición a políticos cuya ambición es preparar el escenario personal para el 2024.

Algunas voces, que, insisto, poco aportaron, hoy parecen no entender que son y serán lo que decida AMLO, y ojalá interpreten que hoy están dadas las condiciones necesarias para garantizar la unidad nacional. Muchos deberían entender que la lealtad es una obligación, y ésta se adquiere en el momento en que te comprometes en cualquier circunstancia, ya sea pública o privada.

Hoy la oposición debe actuar con dignidad y responsabilidad; nuestra lealtad es a México, sin sumisión y con objetivos que fortalezcan la diversidad ideológica y el justo equilibrio social.

Y todos aquellos que se sumaron al proyecto de AMLO y los considera, veremos si no anteponen su interés personal a la lealtad que le merecen a quien hoy los hace ser lo que son.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios