Juego sucio de los independientes

Editorial El Universal

Únicamente Zavala cumplió con el número de apoyos requeridos por ley para obtener la candidatura.

Aunque la irrupción de la figura de candidatos independientes en las leyes electorales mexicanas supuso en su momento, en 2014, un bocanada de aire para el cuestionado sistema político mexicano —desde entonces y hasta hoy tan desprestigiado ante la ciudadanía—, ahora está claro que la reivindicación y depuración que la política necesita con urgencia, no necesariamente vendrá de los llamados independientes, como muchos creyeron, pues el hacer trampa —¿el “gen mexicano de la corrupción”?—, ahora lo sabemos, está muy lejos de ser privativo de los políticos con partido.

Ayer la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE informó que de los aspirantes independientes a la Presidencia de la República Margarita Zavala, Armando Ríos Piter y Jaime Rodríguez Calderón, únicamente Zavala cumplió con el número de apoyos requeridos por ley para obtener la candidatura.

Sobre El Bronco y El Jaguar el órgano electoral dio a conocer que, luego de la exhaustiva revisión de las firmas de apoyo llevada a cabo por su equipo, se detectó —también en el caso de Margarita— la presencia de credenciales de elector y/o firmas apócrifas, que como es lógico fueron eliminadas del conteo, por lo que ambos personajes no estarán en la boleta electoral este 1 de julio. En el caso de Jaime Rodríguez El Bronco, el número de apoyos falsos fue de 158 mil 532; por su parte a Armando Ríos Piter, alias El Jaguar, se le detectaron 811 mil 969 respaldos apócrifos; mientras que a Margarita Zavala le fueron eliminados 212 mil 198 apoyos.

Con esto queda probado que es una gran falacia pensar que la solución al estado deplorable de la clase política en México sería el oxígeno traído por figuras ajenas a los partidos.

Otra muestra de ello es que semejante situación, el uso fraudulento de credenciales o firmas falsas, se dio también en el caso de los aspirantes independientes a una diputación federal, entre los que se detectó la presencia de 97 mil de 170 mil apoyos ciudadanos apócrifos.

En tanto, además de que dichos apoyos no se tomarán en cuenta, el INE ha dicho que hay en curso investigaciones para identificar y sancionar a los responsables de estos actos, y que también se presentó una denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) por el posible manejo irregular del padrón y de datos personales.

Sienta un buen precedente que en el primer proceso electoral presidencial en que participan los independientes, la autoridad electoral haga respetar la ley, y la propia voluntad ciudadana, pues esos apoyos apócrifos suponen no únicamente un intento de burlar a la autoridad, sino a la voluntad popular misma.

Comentarios