Jubilados y pensionados, A.C. Hoy mañana y siempre

Ángeles Ochoa

     “Una máquina puede hacer el trabajo de 50 hombres corrientes. Pero no existe ninguna máquina que pueda hacer el trabajo de un hombre extraordinario”. Elbert Hubbard  (1856-1915) Ensayista estadounidense.

     Alegre, descansado y divertido sábado tengan todos ustedes, mis apreciables lectores de esta columna que escribo con la finalidad de fungir como portavoz de las asociaciones y fundaciones que han puesto su confianza en su amiga y servidora, haciendo uso del talento que me ha sido conferido para comunicar por medio de mi estilo, los logros, trabajo, e importancia de cada labor significativa.

     Con el proverbio que hoy les comparto al inicio de mi escrito para motivarlos, ya lo decía Elbert Hubbard, quien en vida fue un escritor, editor, ensayista y filósofo estadounidense, más conocido como representante del movimiento Arts and Crafts. Con la experiencia que tengo, sin tampoco aparentar que todo lo sé, y que me ha ayudado para “afilar mi colmillo”, siempre al servicio de lo positivo, me dice y siento como se vuelve parte de mí y me sigue por los cuatro costados, que en efecto, una mujer o un hombre extraordinario, jamás estará por debajo de cualquier implemento tecnológico.

     En esta sociedad relativista, en que cada individuo cree poseer su propia verdad, se ha perdido el hilo de realidad misma, pretendiendo otorgarle el sentido de felicidad a los objetos materiales, y al hedonismo (buscar el placer por el placer), sin meditar que ello que menciono está al servicio del ser humano y no al contrario.

     Por ejemplo, sin pretender aguarle la fiesta a las nuevas generaciones, me doy cuenta que el uso del whatsapp, en su finalidad de aparentar un estado cool, va alejando lenta y sutilmente las almas de las personas, reduciendo las relaciones interpersonales a un pequeño texto, en el cual al no escuchar la voz de la persona que es nuestro interlocutor, nos perdemos la dicha de poder darnos cuenta de su estado de ánimo. En fin, no pretendo ahora, hablar y abundar sobre ello, no obstante, al punto culmen que es mi menester arrivar hoy, es que aunque me encuentro dentro de una generación que le faltan todavía bastantes años para llegar a la edad de la jubilación, por medio de la empatía siento y pienso a favor de aquellas personas que han otorgado su talento, trabajo, horas de sueño, carisma y demás valores, e incluso virtudes, al servicio de la empresa o entidad gubernamental que fungió como su patrón y que ahora ya gozan de poder realizar otras actividades recreativas, me refiero a los jubilados y pensionados.

     Esas linda personas tuvieron la cortesía y la amabilidad hace unos escasos días  de hacerme partícipe de una gran reunión con motivo de las fiestas patrias. Les quiero compartir que jamás he dudado de su ímpetu, profesionalismo y espíritu de servicio, más cuando departimos en el evento citado, me quedo 100% claro que la misión que la Asociación de Jubilados y pensionados, hoy, mañana y siempre, va totalmente enfocada a proteger y hacer valer los derechos de este grupo poblacional. ¡Bravo!

     ORÍGENES:

     Fue mediante una consulta con los compañeros de diferentes niveles y modalidades llegando a un punto común y a la vez a un acuerdo unánime las personas que iniciaron esta organización llegaron a la conclusión  de que debían de tener a alguien que pudiera representar a los jubilados y pensionados con el poder que le confiere y con la representatividad que le otorga legalmente la base de los asociados. Acto seguido, comenzaron con los trámites necesarios, así como la asesoría de parte de personas facultadas en la materia; así fue como  tomaron la determinación de formar la asociación de“JUBILADOS Y PENSIONADOS A.C. “HOY, MAÑANA Y SIEMPRE” e iniciaron con lo propio y como resultado obtuvieron su registro el 18 de julio del presente año, y la carta constitutiva el 25 de agosto. Ellos organizadamente se  presentaron ante los medios el 28 de agosto teniendo como invitados a muchas personas valiosas. Dentro de su patente espíritu de servicio y apoyo a la sociedad, cabe informar que empezaron sus actividades antes de realizar el registro; pues dos personas,  necesitaban un poco de cobijo de su parte, ahora las llaman “ahijadas” pues son parte de su estímulo para seguir adelante con el apoyo para muchas personas más que requieren de su  solidaridad en cuanto a lo : emocional, moral, física,  económica, y más.

     Aquí queda claro que se aplica la misión que enarbolan: “apoyar, vigilar, reforzar, alentar, defender los intereses del mismo y abrir una luz de esperanza para que su futuro mediático no se vea empañado con nada y viva una vida en completa armonía”. Así como también  nuestra visión: “cambiar el panorama de carencias por estímulos para la realización  de una vida plena” y por último ponen en práctica su lema: “UNIDOS SOMOS MÁS FUERTES”.

     ¡En fin!..... después de que me percaté de todo esto, pues me gustaría llegar a la edad de mi jubilación con ese optimismo y alegría. La llevo hoy día en mi ser, y por ello hago votos y decreto que nada ni nadie opaque ese carácter, para en un lejano futuro yo también y muchos jóvenes que ya no lo seremos tanto, apoyemos a una causa.

     Acerca de sus logros y trabajo, esta asociación, me compartieron que  han tenido dos actividades significativas para su asociación: un curso sobre huertos (el cual fue un éxito rotundo) familiares por parte de SEDESU , mismo que reproducirán a las personas que lo requieran y necesiten por las características propias de su entorno, y una “noche mexicana”  donde se afianzaron los lazos de amistad y familiaridad además que nos divertimos en grande. Nuevamente agradezco la invitación.

     Pues sin más, quiero felicitar de todo corazón a personas tan comprometidas y hago votos porque su labor que inicia se vea plagada de éxitos a favor de su gremio.

     Yo me despido por el momento, son un hasta siempre como es mi costumbre, recordando que la eternidad es nuestra gran compañera. Que tengan un maravilloso fin de semana y no se pierdan de leer esta columna el próximo sábado, por supuesto en El Universal Querétaro.

Comentarios