25 / julio / 2021 | 16:08 hrs.

José Mujica, presidente de Uruguay y la coherencia del poder

Ángeles Ochoa

Espero que su fin de semana sea de lo más prometedor. Con el gusto de siempre que me brinda este medio de comunicación para saludarlos, este sábado les acercaré tres puntos que en el sentido ideal de la palabra deberían interesarnos a todos.

Iré al grano con ello. Un asunto que ha llamado mi atención como crítica que soy y al mismo tiempo buscadora incansable de la armonía social, son las declaraciones que últimamente se han hecho muy populares en las redes sociales por parte del actual Presidente de la República Oriental de Uruguay, José Mujica Cordano, más comúnmente conocido bajo el apelativo de Pepe Mujica.

Como parte constante de su discurso y forma de ejercer el cargo de mandatario, hace hincapié en que el ejercicio de la política ha de ser llevado a cabo con la mejor coherencia en función del servicio y amor al pueblo del cual se está a cargo. Y hecho fehaciente lo constatan mi inteligencia y sensibilidad al ver que tanto él como su cónyuge, Lucía Topolansky de Mujica, por cierto la primera Senadora de ese país, decidieron vivir con gran austeridad, desde hace décadas (nótese, antes de asumir el cargo Presidencial). Habitan en una chacra en la zona de Rincón del Cerro, donde se dedicaron al cultivo de flores como actividad económica. Al asumir como Presidente de la República, en vez de mudarse a la Residencia Presidencial de Suárez y Reyes, el matrimonio optó por habitar en su residencia, por lo cual se hicieron implementos de mejoras a la seguridad y comunicaciones.

¡Bravo Presidente Mujica! Es con su ejemplo como brinda un testimonio del buen uso del poder civil.

Yo, su amiga y servidora en calidad de Presidenta del Patronato de Fundación ARCA, A.C. y por ende convencida de que con las obras se demuestra el verdadero sentir al cristalizarlo en mejoras para la comunidad, celebro que existan gobernantes con esa visión. Que haciendo una alegoría de la película El Señor de los Anillos, (por cierto de mis películas favoritas), nuestro poder radica en nuestra voluntad, con la cual optamos por la mejor decisión y tomar el mejor rumbo significa servir con amor a nuestros semejantes en procura del bien común. El anillo nos da el poder y el poder es para servir y en el servicio se encuentran la felicidad y el reconocimiento popular.

Ahora bien, quizá se estén preguntando: ¿en Querétaro que repercusión tiene todo esto? Pues en Querétaro, en Rusia, en El Congo Belga. Ya que es la suma de voluntades y el trabajo coordinado lo que brinda la oportunidad de expansión y desarrollo no sólo económico, también y no menos importante, social, cultural, educativo, científico.

Y es justo donde quiero abordar que así como un dignatario como el Sr. Pepe Mujica, ha tenido por años la visión humanista del servicio a su pueblo, el Patronato de Fundación Arca en Querétaro, también lo comparte y celebra por ello esa manera de pensar.

Como quizá tengan bien sabido esta Fundación que represento desde el 2011, tiene como meta allegarse de recursos materiales, humanos, intelectuales y sociales, para ponerlos al servicio de quienes así lo necesitan.

El objetivo es apostarle a una educación de calidad por medio del otorgamiento de becas escolares y hoy por hoy tenemos en proyecto la construcción de una escuela súper equipada en la zona rural de Querétaro.

Por ello, aprovecho este medio para hacer un llamado a empresarios, funcionarios de gobierno, profesores, estudiantes, colegas periodistas, etc. para que se sumen a esta causa, porque sólo así veremos enfilar a México a los peldaños del primer mundo.

Hagamos realidad lo que ya un hombre Presidente de Uruguay, hizo realidad: salir del ostrasismo, del egoísmo, del relativismo, para traducirse sin duda en uno de los personajes del siglo XXI.

Quienes deseen aportar a la labor de Fundación ARCA, A.C. pueden contactar por Facebook: Fundación Arca, A.C. y juntos lograremos el sueño de todos. Recuerda que sin tu ayuda las cosas no serían igual.

¡Querétaro y México te esperan!

*Periodista y Presidenta de Fundación ARCA, A.C.

Comentarios