“Joint Ventures”

Oscar Peralta Casares

Estimados amigos, en esta ocasión me gustaría aprovechar este espacio para hacer una reflexión junto con ustedes de un término empresarial del que seguramente han escuchado hablar, se trata de las Joint Ventures; si hacemos la traducción literal del inglés al español, el término sería “aventura conjunta” y es que las Joint Ventures son empresas creadas por dos o más compañías para desarrollar de manera conjunta una actividad que puede ser de naturaleza productiva o comercial.

Regularmente las JV son empresas del mismo sector pero que encuentran en sus características, ventajas competitivas distintas, por lo que al unirlas, se unen sus fortalezas en beneficio del objetivo en común y al mismo tiempo se divide el riesgo; por ejemplo, cuando una empresa desea incursionar en un nuevo mercado, el desconocimiento del mismo es una de las principales barreras por vencer, entender como se accede a los canales de distribución, obtener experiencia en la manera en que se hace la mercadotecnia de manera local o conseguir los contactos necesarios para llevar a cabo las actividades productivas y comerciales, es una de las principales razones por las cuales las empresas buscan socios locales y forman esas asociaciones que facilitaran su acceso a los mercados a los que se desea accesar.

Para tomar la decisión de llevar a cabo una Joint Venture, habrá varios factores que se deben de contemplar y hacer un análisis FODA que nos permita de manera muy clara evaluar la conveniencia de esta asociación:

Las fortalezas del JV incluyen la complementariedad de las tareas por llevar a cabo, el conocimiento específico del socio local, el compartir riesgos en términos de inversión  y la ventaja que supone la imagen internacional y local de manera simultánea.

Con respecto a las oportunidades, se incluye la flexibilidad en las aportaciones que pueden ser económicas o en especie, el aprovechamiento de los programas locales de apoyo por el socio comercial local, también las opciones de financiamiento preferente pues al conjuntarse ambas empresas, las instituciones financieras son más flexibles y desde luego la aceptación de las autoridades locales.

También existen algunas debilidades que deberemos de considerar, por ejemplo una creación de empresa que jurídicamente puede ser complicada, las dificultades para evaluar o valorar los activos que cada quien aporta, un esfuerzo particularmente importante para escoger de manera asertiva al socio y la necesidad de una inversión.

Sobre las amenazas, se incluye la necesidad de evaluar a la perfección los precios de transferencia para evitar salirnos del precio del mercado, la dependencia del socio para la toma de decisiones importantes y un potencial riesgo de conflicto de intereses.

Estimado amigos, en nuestro grupo industrial hemos hecho algunas Joint Ventures que nos han resultado positivas pues siempre hemos tomado en cuenta todo lo anterior, los invito a que exploren la opción tanto de asociarse en su mercado natural, como de buscar nuevos socios para incursionar en mercados de otras regiones o países.

¡Ubícate! En Querétaro existen muchas inversiones en todos los sectores económicos que se han hecho en conjunto y que han resultado positivas… no se trata de empresas tractoras únicamente, también las hay en las PYMES, seguro hay oportunidades interesantes para todos, anímense.  

Comentarios