Izquierda diluida

Juan José Arreola

El PRD enfrentará el primer trienio desde el año 2000, ya que no contará con diputado local alguno y sumará solo dos regidores

Electoralmente, en el estado de Querétaro los partidos políticos que se han reivindicado de “izquierda” poco o nulo éxito han tenido.

Esto ha sido así desde aquellos tiempos en que competía por los votos ciudadanos el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), que nunca alcanzó un cargo de representación popular; y el Partido Popular Socialista (PPS) dirigido por el oaxaqueño Enrique Pozos Tolentino, y que tuvo como máximo logro colocar a éste como diputado local plurinominal, así como a su esposa María Antonieta Pérez Sosa.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido del Trabajo (PT) vivieron sus mejores momentos al cierre del siglo pasado e inicios del actual, tiempo en el que pudieron obtener diputados locales —también por la vía plurinominal— nunca más de uno en el caso de los petistas y un máximo de dos, en una misma legislatura, por cuanto hace al perredismo.

El PRD llegó a gobernar Arroyo Seco y Tequisquiapan en el trienio 2006-2009, con sendos alcaldes carismáticos: Mariano Palacios Trejo y Noé Zárraga Trejo, respectivamente. Estos logros nunca más se repitieron.

Sin triunfos. Los dos institutos políticos “de izquierda” que sobrevivieron electoralmente hasta los comicios de 2018, el PRD y el PT, decidieron competir en alianzas multipartidistas. El primero, al lado del Partido Acción Nacional (PAN) y el segundo con Morena y con el Partido Encuentro Social (PES).

Dicho en otros términos, ambos institutos políticos optaron por priorizar la apuesta cuantitativa (sumar votos) que la defensa ideológica de sus proyectos políticos, lo que condujo, desde mi percepción, a diluir la oferta de “izquierda” y, en consecuencia, a eliminarse como opción electoral.

El resultado es que ninguno de los dos logró obtener triunfo electoral alguno, no ganaron ni diputaciones de mayoría relativa ni alguna de las 18 alcaldías en juego; esto significa que no solo no avanzaron en comparación con los anteriores procesos sino que, incluso, retrocedieron.

Es cierto que ambos partidos, al formar parte de alianzas con otros, figuran legalmente como “ganadores” en algunas posiciones. Sin embargo, éstos no son militantes perredistas o petistas y, sobre todo, quienes obtuvieron el triunfo no tienen el compromiso de impulsar los principios ideológicos de la izquierda.

De esta manera, el PT no tendrá diputados en la siguiente legislatura queretana y contará solamente con dos regidoras. Una, en el municipio de Corregidora: María Gabriela Moreno Mayorga, su dirigente estatal, y la otra en Tolimán, Ana Patricia Jiménez Martínez.

El PRD enfrentará el primer trienio desde el año 2000, ya que no contará con diputado local alguno y sumará solo dos regidores: uno en el municipio de Arroyo Seco y uno más en El Marqués.

Si revisamos los resultados que obtuvieron en los escasos municipios y candidaturas a diputados locales en las que compitieron sin alianzas, obtendremos una dimensión más puntual sobre la tesis que aquí sostenemos: que la izquierda queretana se ha diluido electoralmente al punto de estar más cerca de la desaparición que de su redimensionamiento.

El PRD participó sin alianzas en los distritos VII, VIII, IX, X, XI y XII. En todos se ubicó del quinto lugar hacia abajo. En el distrito IX se colocó en último lugar. En las municipales, el PRD quedó en segundo lugar en Arroyo Seco pero en el último en Pinal de Amoles.

Por su lado, el PT quedó en quinto lugar en el único distrito que compitió solo, que fue el XV, aunque obtuvo el segundo lugar en el municipio de Tolimán.

Pensar el futuro. La conclusión es clara: los dos partidos de “izquierda” no pesaron en las elecciones de julio y no pesarán en los gobiernos venideros (por su presencia marginal), lo que obliga a una profunda reflexión. Primero, sobre sus planteamientos ideológicos (si son o no vigentes); segundo, sobre sus alianzas (si resultan positivas o no); y tercero, sobre su real identidad con la ciudadanía (¿hay pensamiento de izquierda entre la gente?).

Comentarios