Irrumpen en CDMX los candidatos ‘similares’

Roberto Rock L.

Nadie puede negar que el clan de los González son porfiados y creativos en el uso del poder político

Fundadores de un emporio farmacéutico, creadores de la franquicia familiar conocida como Partido Verde Ecologista que por más de una década ha estado al servicio del oficialismo, nadie puede negar que el clan de los González son porfiados y creativos en el uso del poder político.

Sensibles a los tiempos, ahora vienen disfrazados con candidaturas independientes, muy notablemente en la capital del país, donde han exhibido un considerable despliegue de dinero, propio (que nos les falta) o asignado desde fuentes hasta ahora desconocidas, pero predecibles.

El nuevo rostro de esta dinastía de millonarios oportunistas es Xavier González Zirión, líder de la agrupación Juntos Podemos, que impulsa su propia candidatura independiente para la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México y un alto número de postulaciones en jefaturas delegacionales.

González Zirión, heredero de las “Farmacias Fénix” y de la trasnacional “Doctor Ahorro”, entre otros componentes de un acaudalado patrimonio familiar, es primo hermano de Emilio González Martínez, quien hace 16 años recibió de su padre Jorge González Torres, un legado singular: la propiedad del Partido Verde.

Juntos Podemos ha anunciado que intentará un asalto al poder en la capital del país desde la sociedad civil, pero es más probable que pertenezca a un entramado orientado a vender sus favores a un personaje del oficialismo, en el momento oportuno.

A este aventura se ha sumado una excéntrica mezcla de personajes públicos como Demetrio Sodi, quien busca contender por lo que será la alcaldía de Miguel Hidalgo, que ya encabezó entre 2009 y 2012. Asimismo, Ricardo Pascoe, para Álvaro Obregón, y David Márquez, por Cuauhtémoc.

Pero en el listado de este proyecto hay sorpresas, como Gilberto Flores Alavez, que intenta ser registrado por Tlalpan. El fue el joven veinteañero sentenciado en 1978 a 28 años de prisión por el asesinato de sus abuelos, Gilberto Flores Muñoz y Asunción Izquierdo, dos altos personajes de la política y la cultura mexicanas. La tragedia, cuya secuela cautivó al país por años, dio lugar un fascinante libro de Vicente Leñero: Asesinato. El doble crimen de los Flores Muñoz.

Flores Alavez fue absuelto del atentado en los años 90. Se dijo entonces que ello había sido posible sólo gracias a la intervención de la señora Divina Morales, esposa del entonces secretario de Gobernación, Fernando Gutiérrez Barrios, fallecido en el 2000, una de las últimas leyendas de nuestra vida pública.

El nombre de este conocido veracruzano se cruza nuevamente en nuestro tema porque María Angélica Lara Gutiérrez, identificada como su nieta, había sido mencionada en Juntos Podemos como aspirante a la candidatura independiente en Magdalena Contreras. Una versión no confirmada señala que desistió tras la intervención de Manlio Fabio Beltones, uno de los principales líderes priístas en el país y pupilo político de Gutiérrez Barrios en diversas posiciones dentro de Gobernación.

Esa es la nueva plataforma de lanzamiento de la familia González, que tiene raíces profundas en el tema farmacéutico desde que en 1871 el señor Felipe González fundó la botica de segunda clase El Fénix, en Tampico, Tamaulipas, luego de que un establecimiento previo, en Monterrey, se incendió, llevándolo a la ruina.

Pero la suerte a borbotones le llegó al clan cuando Jorge González Torres casó con Leticia Martínez, hija de Emilio Martínez Manautou, el tamaulipeco favorito de dos presidentes de la República, en particular Gustavo Díaz Ordaz, con quien fue secretario de la Presidencia (equivalente a la Oficina de la Presidencia actual), de 1964 a 1970, cuando incluso se le consideró presidenciable, lo que frustró Luis Echeverría. El segundo de don Emilio en esa época fue José López Portillo, que al llegar a Los Pinos en 1976, lo nombró primero secretario de Salud y luego lo impulsó como gobernador de Tamaulipas. Se la considera uno de los políticos más ricos de su época.

Negocios y política han permitido que hoy la familia González Torres goce de una enorme prosperidad. Víctor González Torres, conocido como el Doctor Simi y que en 2006 dijo ser candidato presidencial sin partido, creó en 1997 Farmacias Similares, que cuenta con miles de franquicias en el país. Javier González (padre de González Zirión) emprendió también con las medicinas baratas, lo que durante años les permitió ser proveedores gubernamentales e incluso gestionar leyes en su favor. El creó la cadena Dr. Ahorro, que se ha extendido a países de Centro y Sudamérica.

El producto emblemático de las destrezas familiares es Emilio González Martínez, heredero del Partido Verde, representante en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (1994-1997), diputado federal (1997-2000) y senador de 2000 a 2006, siempre por fórmulas plurinominales. Siempre, también, aliado del oficialismo, primero con el PAN de Felipe Calderón en 2006 y después con el PRI.

No debe faltar mucho tiempo para que conozcamos el propósito y a los financistas de la nueva apuesta de este grupo. Es probable que vuelvan a causar náusea pública.

Comentarios