24 / junio / 2021 | 08:18 hrs.

Inmobiliaria McDonald’s

Luis Vázquez

Ray Kroc es para muchos “el Henry Ford de las hamburguesas”, esto por la forma en la que revolucionó su mercado y las reinventó. Su imperio, McDonald’s, nació en una época en la que los restaurantes eran un tanto escasos, sin muchas reglas de higiene, dependían en su totalidad de las habilidades del chef al que hubieran contratado… Kroc pudo ver más allá.

Fue, desde cualquier punto de vista por el que se le analice, un empresario tardío, emprendiendo hasta después de haber cumplido 50 años. Tuvo una vida turbulenta, nació en 1902, en Illinois. En 1917 intentó trabajar como conductor de ambulancias durante la Primera Guerra Mundial, pero la guerra terminó antes de que lo enviaran al campo de batalla. Como necesitaba empleo tocó el piano durante algún tiempo antes de empezar a trabajar para la compañía Lily Tulip Cup, en 1922. Su trabajo consistía en vender vasos y productos de papel.

Al ser un vendedor itinerante, viajaba por todo Estados Unidos y conocía a muchas personas, una de ellas fue Earl Prince, el creador de la “multimezcladora”. Este artefacto podía preparar cinco malteadas de simultáneamente. A Kroc le interesó mucho la máquina y casi de inmediato decidió venderlas. Tras el paso del tiempo, parecía que el negocio de las multimezcladoras iba en declive y que Ray Kroc tendría que moverse, cuando un restaurant aparece con una insólita orden de 8 máquinas de malteadas, significando que necesitaba hacer 40 bebidas al mismo tiempo. Capturó la atención de Kroc.

Los hermanos Maurice y Richard McDonald´s eran los dueños del primero McDonald´s. A pesar de encontrarse en un pueblo perdido a más 100 kilómetros de Los Ángeles el negocio resultó un éxito gracias a su “servicio ultraveloz”. El restaurante era como un panal de actividad bien organizada en el que los alimentos se preparaban más o menos de la misma forma en la que se ensamblaban autos en la fábrica Ford. El menú contenía solamente nueve platillos y se empleaban utensilios de plástico y no había donde sentarse, por contra, todas las ordenes salían en 60 segundos.

Echando mano de sus habilidades de persuasión convenció a los hermanos que le cedieran los derechos exclusivos para vender el modelo de negocio. Todos conocemos los resultados, McDonald’s es una marca internacional que ha permeado en muchísimos aspectos de la cultura popular, como se demuestra por la entrada del término McEmpleo al diccionario de Oxford de inglés.

Los problemas se presentaron. El trato que Kroc había hecho con los hermanos era malo para él, resultado de su desesperación por sacarlos de la administración del negocio, y por lo tanto sus ganancias se estaban volviendo nulas. Su salvación vino del abogado Harry J. Sonnenal quien propuso una solución interesante y elegante Su plan consistía en convertir a la empresa en una especie de “casero” de sus franquiciatarios. En 1956 fundan Franchise Reality Corporation con la idea de comprar ubicaciones y luego las rentara a los franquiciatarios de McDonald´s. La idea resultó tan lucrativa que en una reunión de la compañía Sonneborn declaro que “la única razón por la que vendemos hamburguesas de 15 centavos es porque estas son la mayor fuente de ingresos con la que nuestros inquilinos pueden pagarnos renta” y remató diciendo que el negocio era, en realidad, uno de bienes raíces.

De la experiencia de Kroc debemos notar y tomar en cuenta lecciones importantes que nos ayudaran a formar nuestro propio paso por la iniciativa privada. Primero, nunca es demasiado tarde para emprender, Kroc tenía más de 50 años cuando comenzó y aun así fue sumamente exitoso. Y segundo, la idea puede llegar en momentos y de lugar inesperados. Ray conoció el concepto por que le fue a vender máquinas de malteadas a los dueños y cuando esa forma de negocio dejó de funcionar, un abogado, casi de la nada, apareció con la solución que volvió a la compañía el imperio que es hoy.

Estudiante de la Facultad de Contaduría, UAQ

Comentarios