Industria Aeroespacial Mexicana 2.0, la próxima etapa de desarrollo

Casi un siglo después del vuelo de Braniff, con la llegada de la Canadiense Bombardier en 2006, el relanzamiento del sector en México dio origen a lo que quiero bautizar como la Industria Aeroespacial Mexicana 1.0
02/05/2017
10:54
-A +A

El sector aeronáutico en nuestro país, tiene una antigüedad de más de cien años, marcando como despegue histórico aquel 8 de enero de 1910, cuando en los Llanos de Balbuena, en la Ciudad de México, Alberto Braniff elevaría el avión Voisin.

Dicha etapa en la historia incluyó la creación de infraestructura aeroportuaria, el nacimiento de emblemáticas aerolíneas y el surgimiento del transporte de carga y pasajeros en nuestro país y con ello, el establecimiento de empresas de manufactura, mantenimiento y servicios principalmente en los estados de la franja norte de nuestro país.

Posteriormente, casi un siglo después del vuelo de Braniff, con la llegada de la Canadiense Bombardier en 2006, el relanzamiento del sector en México dio origen a lo que quiero bautizar como la Industria Aeroespacial Mexicana 1.0, —así lo defino de manera personal, por haber participado íntegramente desde ese momento en la historia del sector—, ya que puso a nuestro país a desarrollar instrumentos de política pública para detonar, bajo el nuevo contexto industrial de México (con poco más de una década de entrada en vigor del TLCAN), un sector que traera más y mejores empleos y que permitiera en el trayecto, utilizar el gran potencial científico, tecnológico e ingenieril que también caracteriza a nuestro pueblo.

Uno de los principales instrumentos de política pública desarrollados en este etapa del sector fue el Programa Estratégico de la Industria Aeroespacial 2012-2020 (PROAEREO) desarrollado por la Secretaria de Economía del Gobierno Federal en conjunto con la Federación Mexicana de la Industrial Aeroespacial (FEMIA) el cual contempló, entre otros grandes hitos, el concluir la presente década con más de 500 empresas integradas al sector nacional, más de 110 mil empleos y niveles de exportación de bienes aeronáuticos por más de 12 billones de USD con al menos un 50% de integración o contenido nacional en su escenario más positivo. 

Con poco más de 330 compañías, más de 50mil empleos, casi 8 billones de USD de exportaciones y crecimiento de dos dígitos en los últimos años, el sector ha ingresado a una etapa de evolución y coyuntura en la que deberá consolidarse por encima de momentos e intereses políticos, demandará ganar fuerza a pesar de su propia inercia y con la suficiente altura de miras que permita el surgimiento de una industria verdaderamente nacional.

Para ello, nuevas formas de hacer política pública deberán de identificarse, los actores, así como los escenarios deberán promover la construcción de proyectos y programas que desarrollen consistentemente la cadena de proveeduría, que consoliden de una vez por todas las capacidades académicas de las diferentes regiones y que evidencien que la articulación entre los actores sea más la regla que la excepción.

Esta momento coyuntural del sector fue totalmente evidente en la recién concluida Feria Aeroespacial México 2017 (FAMEX). Llamó la atención la participación de 34 países, —casi el doble de la edición pasada—, y cerca de una decena de ellos con estrategias agresivas para establecer alianzas estratégicas con instituciones y compañías o directamente poniendo sobre la mesa agendas de colaboraciones para la construcción de aquella cadena de proveeduría que “idealmente debería de ser mayoritariamente nacional”, la oportunidad que vive México es no sólo atractiva sino evidente a los ojos del sector mundial.

En este momento histórico para México debemos apostar por la construcción de la siguiente etapa de este apasionante sector en nuestro país, la industria aeronáutica nacional, estamos ante la gran oportunidad de brillar más en el mundo, de continuar cambiando la realidad para miles de mexicanos, y con esto detonar el lanzamiento de la siguiente etapa, la Industria Aeroespacial Mexicana 2.0. 

Comentarios