24 / julio / 2021 | 21:00 hrs.

Impulso verde, pulso por México

Ricardo Astudillo Suárez

Esta semana presente, ante la Comisión Permanente el punto de acuerdo para que se amplíen los seis Centros para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre existentes, así como la creación de nuevos Centros, sobre todo, en la zona norte del país; esto debido a que los Centros existentes, así como la creación de nuevos Centros, sobre todo, en la zona norte del país; esto debido a que los Centros existentes, en su mayoría en el sur de México, muestran una sobresaturación de especies impidiendo una adecuada atención.

Cabe destacar que la vida silvestre es un componente que le da riqueza y una posición privilegiada a México en el mundo. Por lo que, para la preservación y protección de la infinidad de especies fueron creados los centros para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre (CIVS), los cuales ejecutan la difusión, capacitación, rescate, rehabilitación, evaluación, muestreo y seguimiento para el conocimiento de la vida silvestre.

Lamentablemente, en el país sólo hayan seis centros de este tipo, los cuales tienen un problema de sobrepoblación de especies, dificultando su labor e impidiendo la aceptación de nuevos ejemplares.

Es por, ello que en el grupo parlamentario del Partido Verde, consideramos de gran importancia fomentar los mecanismos necesarios para preservar nuestros recursos naturales y a todas las especies que habitan en el país; pues son elementos fundamentales para mantener un equilibrio ecológico.

La gran biodiversidad de México se debe a su privilegiada posición geográfica, la diversidad de climas y su compleja topografía, mismas que han propiciado variedad de condiciones permitiendo la existencia una gran cantidad de ecosistemas y especies.

Dentro de dichas especies encontramos a la vida silvestre, definida por la Ley General de Vida Silvestre, como los organismos que subsisten sujetos a los procesos de evolución natural y que se desarrollan libremente en su hábitat, incluyendo sus poblaciones menores e individuos que se encuentran bajo el control del hombre, así como los federales.

Para su preservación, con la entrada en vigor de la Ley General de Vida Silvestre, fueron creados los Centros para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre (CIVS), mismos que se encargaron de ejecutar actividades tendientes a la difusión, capacitación, rescate, rehabilitación, evaluación, muestreo, seguimiento permanente, manejo y cualesquiera otras que contribuyan a la conservación y al desarrollo del conocimiento sobre la vida silvestre y su hábitat.

Dichos centros son administrados por la Secretaría de Medio Ambiente a través de su Dirección General de Vida Silvestre, quien asignará los recursos humanos, materiales y financieros de acuerdo al presupuesto aprobado, quien a su vez tendrá la facultad de suscribir convenios de coordinación con diferentes dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, de las entidades federativas y de los municipios, así como con cualquier persona del sector social o privado.

Para su funcionamiento y organización, es necesario establecer directrices claras, mismas que quedaron señaladas en el Reglamento de la Ley General de Vida Silvestre, a través del cual se faculta a dichos Centros para realizar principalmente actividades de recepción, rehabilitación, protección, recuperación, reintroducción, canalización y cualquiera otras que contribuyan a la conservación de ejemplares producto de rescate, entregas voluntarias, o aseguramientos por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente o la Procuraduría General de la República.

Por lo que en el grupo parlamentario del Partido Verde exhortamos respetuosamente a la Dirección General de Vida Silvestre de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a fin de que analicen la posibilidad de realizar las gestiones necesarias para la ampliación y conservación de los seis Centros para la Conservación existentes, así como la creación de nuevos Centros para la Conservación e Investigación de la Vida Silvestre, atendiendo a las crecientes necesidades de integración de los ejemplares de vida silvestre a dichos centros, los cuales deberán ubicarse principalmente en la zona norte de nuestro país, subsanando la inexistencia de los mismos en dicha zona y consecuentemente combatiendo la actual sobrepoblación de los ya existentes.

En el Partido Verde siempre hemos estado comprometidos y se ha venido trabajando a favor de la protección y conservación del medio ambiente.

 

Diputado federal por el PVEM

Comentarios