Hacia un nuevo Querétaro (II)

22/07/2020
05:32
-A +A

Querétaro desde hace tiempo ha perdido su identidad o, en otras palabras, su “queretaneidad” es difusa, pues se encuentra ante una revolución socio-cultural. El término Revolución Industrial fue difundida a partir del año 1845, Engels uno de los fundadores del socialismo científico, para designar al conjunto de transformaciones técnicas y económicas que caracterizaban a la sustitución de la energía física por la energía mecánica de la máquinas, el cambio a la producción manufacturera por la fabril en el proceso de producción capital; revolución que implicó un vasto desplazamiento de la mano de obra es decir, la máquina de vapor substituyó la mano de obra de los humanos.

Desde hace años, estudiosos de nuestra materia han escrito sobre la revolución de la informática y el desarrollo tecnológico, por los que transitamos e irremediablemente, nos enfrentamos; así, Alvin Toffler en El Shock del futuro, fue de los primeros en visualizar los cambios actuales; le siguió y cito de memoria, El fin del trabajo de Jeremy Rifkin, Un mundo desbocado de Anthony Giddens y otros. A ciertas personas les resulta difícil y casi imposible, seguir los pasos del desarrollo tecnológico, pues se mueve a “la velocidad de la luz”. Varios trabajos, especialidades o técnicas desarrolladas por el ser humano, tienden irremediablemente a desaparecer. Los robots en la industria automotriz, ya tienen tiempo supliendo la mano de obra y a lontananza avizoramos la suplencia de la tecnología en: Medios de información impresos, meseros, cajeros en centros comerciales, recepcionistas, limpia vidrios en las alturas, choferes, camarógrafos, mensajeros entre otros. El mundo del abogado no es ajeno a lo anterior. Cuando tienes la oportunidad de que te inviten a impartir algunas conferencias magistrales sobre lo aquí escrito, te encuentras con los mejores abogados laboralistas de Europa, América Latina y El Caribe. Por ejemplo: Valladolid España en el Congreso de la Abogacía en donde intervienes en los temas: Constitución y transformaciones digitales, la red y la jurisdicción, nuevos derechos digitales, limites de la libertad de expresión y delitos de odio en la red, técnicas de control del estrés para abogados y experiencias en inteligencia artificial, de los cuales, no está por demás expresar, se aprendió mucho y por qué no escribirlo, regresas más enriquecido (y cansado), sorprendido y presto a seguir estudiando. (Continuará).

 

 

 

Comentarios