Se encuentra usted aquí

Grandes orquestas sinfónicas

Compartir
20/08/2013
12:00
-A +A

En nuestra pasada entrega hablamos de la orquesta sinfónica y su composición. Ahora iniciamos una serie sobre las grandes orquestas sinfónicas de la actualidad. Huelga decir que el enunciar cuáles son las mejores orquestas del mundo es de suyo polémico, pues la lista no satisfará a nadie y solo refleja el gusto personal de quien escribe; sin embargo, diremos por qué pensamos así y daremos las razones basadas tanto en la discografía como en experiencias personales en vivo.

Hace poco más de 4 años, la prestigiada revista inglesa ‘Gramophone’ publicó en uno de sus números una clasificación de las 10 mejores orquestas sinfónicas de la actualidad en base a una votación entre sus diversos corresponsales. Lo mencionamos por que de manera sorprendente coincide con la mayoría de las preferencias del autor de esta columna en las 5 primeras; estas son: la Filarmónica de Viena, la Filarmónica de Berlín, la Sinfónica de Londres, la Sajona de la Staatskapelle de Dresde y la Filarmónica de San Petersburgo. Las 5 siguientes varían más en nuestras preferencias, pero la selección es muy interesante; estas son: la Sinfónica de Chicago, la Sinfónica de Boston, la Orquesta de Cleveland, la Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela y la del Concertgebouw de Ámsterdam.

Aparentemente el consenso universal es que la mejor orquesta del mundo es la Filarmónica de Viena. Fue fundada en 1842 por Otto Nikolai y siempre ha sido dirigida por los mejores conductores de cada época, sin haber tenido un director titular. La orquesta destaca por sus mágicas cuerdas y por sus aterciopeladas maderas. Su sonido es limpio y cristalino, a la vez de potente. Es una agrupación inigualable para la interpretación del sinfonismo romántico y del clasicismo vienés.

Ninguna otra orquesta en el mundo tiene la capacidad para traducir la música vienesa de los Strauss. Su actuación en los tradicionales Conciertos de Año Nuevo es seguida en directo por cientos de millones de personas en todo el mundo. Su reputación actual es indiscutible. El que escribe ha tenido la fortuna de escucharla varias veces, la última en el Carnegie Hall de Nueva York, en octubre de 2010, en un inolvidable programa bajo la batuta del joven director venezolano Gustavo Dudamel, con obras de Brahms, Schumann y Dvorak.

Le sigue inmediatamente la Filarmónica de Berlín. Fue fundada en 1882 por el director Benjamin Bilse y, posteriormente, Hermann Wolff le cambió el nombre a "Orquesta Filarmónica de Berlín", la que ha tenido el privilegio de contar entre sus titulares con figuras de la talla de Hans Von Bülow, Wilhelm Furtwängler, Sergiu Celibidache, Herbert Von Karajan y Claudio Abbado. Su actual titular es el británico Simon Rattle. Es una orquesta potente y de una impresionante capacidad técnica. Sus grabaciones suelen ser de obligada referencia y su sede de conciertos, la famosa Philharmonie Saal, cuenta con una de las mejores acústicas del mundo. Es además una orquesta con un repertorio inagotable. Furtwängler, en la 1ª. mitad del S.XX la dotó de una personalidad propia y Karajan, en la 2ª. mitad, elevó su sonoridad hasta niveles difícilmente superables. Sus mayores virtudes son la majestuosidad de las cuerdas y el magistral ensamble de los metales. Sus interpretaciones más reconocidas son las 9 sinfonías de Beethoven bajo la batuta de Von Karajan, el Concierto para violín de este mismo compositor con la bella violinista Anne-Sophie Mutter y las sinfonías 4 y 5 de Piotr Ilich Tchaikovsky. Se las recomendamos estimado lector. 

Francisco González de Cossío

Diplomático queretano; diletante de la música clásica Twitter: @fgcossio

Compartir

Comentarios