¡Gobernadores acorralados!

Héctor Parra Rodríguez

La incógnita, no obstante, seguirá latente: ¿Cuáles serán las atribuciones de estos delegados especiales?

Gobernadores acorralados. Gran incertidumbre sobre las atribuciones legales que darán a los coordinadores de delegados en los estados. Si bien el Presidente electo ya los designó (no puede nombrarlos sino hasta que tome posesión), el asunto ha causado escozor, a grado tal que varios gobernadores han alzado la voz, de forma comedida, anunciando que habrá coordinación y colaboración entre gobiernos, más no subordinación al Poder Ejecutivo Federal, por la posible violación a diversos artículos de la Constitución, consecuencia de ello, el manejo de los programas y recursos económicos federales en manos de una sola persona, lo que deviene en un supra delegado. El anuncio se acompasa con la desaparición de los delegados federales ¿Todos? Es la impresión que ha dejado en el aire AMLO. Deviene inseguridad legal y formal. ¿Habrá reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal en este rubro?

Diario da a conocer nombres de más de sus colaboradores, pareciera una estrategia de entretenimiento o distracción para no perder la agenda mediática nacional; la mayoría olvidan lo que dijo días antes, por la retahíla de más propuestas. Es sabido que el soporte político y de popularidad de cualquier gobernador es el manejo del presupuesto; las leyes de ingresos no les merecen mayor interés, lo importante son los programas y el dinero que manejan a discreción, los decretos de egresos son los importantes. El año próximo, Morena, con escasísima presencia en los poderes ejecutivos de los estados (Veracruz, CDMX, Chiapas, Tabasco y Morelos), tendrá, sin embargo, el control de 22 legislaturas locales, las mayorías distribuirán el dinero y la fiscalización de los recursos —en esos espacios políticos es en donde se aprueban las leyes de ingresos y los decretos de egresos— de tal suerte que los gobernadores de esos estados se verán subordinados a lo que apruebe Morena y no necesariamente a las iniciativas que presente el ejecutivo. Será histórico por su número y por la composición en el juego político sobre el control del poder. Desde esta perspectiva, los gobernadores estarán cooptados por dos frentes para el manejo de los programas y recursos económicos tanto locales como federales, con aquello de la nueva figura administrativa, que no legal, de los supra delegados generales. La incógnita, no obstante, seguirá latente: ¿Cuáles serán las atribuciones de estos delegados especiales?

La atención mediática está en el nuevo aeropuerto, en la desaparición del Estado Mayor Presidencial, en los foros para la pacificación, en el Tren Maya, los propuestos para ocupar cargos en la administración pública; mas todos pasan por alto la nueva composición política que habrá en esos 22 estados de la República. Pareciera que en el ámbito de los gobernadores la única preocupación son los nuevos delegados, pero no es así, estos 22 gobernadores no tendrán el control de las legislaturas y desde el centro de mando estarán recibiendo órdenes para que apliquen las mismas medidas de austeridad que el gobierno federal impone; Morena tendrá el control legislativo, podrá promover iniciativas de ley que modifique lo que le plazca al tener la mayoría en esas legislaturas. También están los casos de los nombramientos de funcionarios en ese marco legal bajo las atribuciones de los órganos colectivos, como en materia federal están los casos del Fiscal General, Consejeros del INE, ministros, etcétera. Desde esta perspectiva, pareciera que esos estados estarán bajo el poder de Morena; los otros 10 Estados quedarían fuera de su control. No es vana la preocupación de la mayoría de los gobernadores, quienes tendrán en los extremos el control de Andrés Manuel López Obrador, a pesar de su declaración de que no habrá un poder superior. Eso es sólo discurso. En los hechos AMLO ejercerá el poder político y económico a su antojo. Sin lugar a dudas la nueva composición política representa un peligro para la democracia, la adecuada convivencia y colaboración institucional que debe circunscribirse al marco constitucional.

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                           Analista legislativo. @HectorParraRgz

 

 

Comentarios