28 / julio / 2021 | 07:44 hrs.

Gallos nuevo dueño, Real Madrid campeón de Europa

Ignacio Silis González

Excelente martes a todos los lectores universales. Parece que los días negros en Gallos Blancos se disipan. Extraoficialmente un grupo de empresarios queretanos encabezados por Héctor Pérez Rojano (por cierto esposo de la conductora Inés Sáenz) tomará las riendas del equipo queretano, una noticia que genera tranquilidad, ya que estamos a días del famoso draft de jugadores y en el cual Gallos Blancos deberá estar presente para la posibilidad de contratar algunos refuerzos y así encarar con un plantel competitivo los próximos torneos de la Liga MX.

Al parecer ya el viernes pasado los jugadores pudieron cobrar algo de lo que el club les adeuda, esto es un signo de las cosas empiezan a tomar buen rumbo, más que nada por lo que ha dicho la Federación Mexicana de Futbol, en donde ningún equipo que tenga adeudos económicos podrá tener acceso al draft de jugadores, pues bien esta semana podrá arrojar buenas noticias sobre el futuro plumífero, se acabarán las especulaciones y los rumores que tanto han rondado respecto al cuadro queretano.

Cambiando de tema, en Europa se jugó la final de la Champions Ligue, y el cuadro merengue del Real Madrid consiguió su décima copa, en un partido trepidante y donde los colchoneros del Atlético de Madrid vendieron cara la derrota, el el partido celebrado en Lisboa, Portugal, ante una entrada atípica llena de madrileños, una final que será difícil que se repita entre dos cuadros de aquella ciudad.

Un partido bien planteado por el “Cholo” Simeone, aguardando atrás con un 4-4-2 bien definido, con Juanfran y Koke excelsos en la contención, recuperando todos los balones, superando por mucho a Khedira y buscando una jugada a balón parado buscando el buen juego aéreo del central uruguayo Godin y su apuesta rindió frutos… en un tiro de esquina y ante la mala salida de Iker Casillas Godin remato débilmente pero a contrapie del portero madridista el balón entro débilmente y cruzo la línea de gol.

Los colchoneros tomaron el control del balón a pesar de que su máxima estrella Diego Costa solo jugó una cuarta parte del primer tiempo al resentirse de la contractura muscular que padecía en el gemelo de su pierna, parecía que esta ausencia y la del turco Arda Turán inclinarían la balanza a favor del cuadro merengue, pero el juego aguerrido y de gran corazón del Atlético superó por mucho a los merengues.

El sello futbolístico de los colchoneros característico de Diego Simeone cuando era jugador, todos corren y pelean a muerte cada balón, todos le pelean al árbitro cada marcación, a leguas se nota la unidad y respeto de todos los jugadores al “Cholo”.

El Madrid pudo reaccionar a partir de la salida de Khedira, Coentrao y Benzema, tanto Marcelo, Isco y Morata dieron frescura y mucha movilidad, sobre todo por el lado izquierdo, en donde Marcelo y Di María (el mejor jugador del Madrid por mucho) con base a velocidad y habilidad empezaron a mermar el sistema defensivo de los colchoneros; Modric pasó al centro del campo y por sus pies se generaron todos los avances madridistas.

Y en tiempo de compensación al minuto 93 en un tiro de esquina vino el cabezazo soberbio de Sergio Ramos a donde Courtois nunca llegaría para mandar a la definición a los tiempos extras, Atlético se quedó a dos minutos de ser el Campeón de Europa, fue un golpe anímico terrible en contra de los colchoneros, a partir de ahí en los tiempos extras solo era cuestión de tiempo, pues el Madrid fue un huracán sobre la portería de Courtois, el gol de Bale en una excelente jugada de Di María puso el estoque final, los goles de Marcelo y de Cristiano solo fueron un agregado más a consecuencia del amplio dominio merengue.

Mis respetos a Diego Simeone, le ganó la partida y por mucho a Carlo Ancelotti, apostó a anotar su gol, a jugarle al Real Madrid de la misma manera que lo hizo la semana pasada ante el Barcelona y que le hizo conseguir el campeonato de la Liga, tirándose atrás y estuvo a dos minutos de conseguirlo, Grande el “Cholo”.

Esta derrota no tiene por qué empañar todo lo conseguido este año futbolístico, le devolvió al Atlético algo que había perdido en muchos años… estar dentro de los grandes de España y por supuesto de Europa.

Como dijo el mismo técnico colchonero al término del partido: “Esta derrota no merece ninguna lágrima” ¡Qué grande eres Diego Simeone! Mis respetos totales.

Que tengan una semana llena de bendiciones, paz y salud.

Comentarios