15 / junio / 2021 | 08:11 hrs.

Gallos Blancos una temporada que ilusiona

Ignacio Silis González

Excelente martes a todos los lectores universales. Historia y nuevas ilusiones… expectativas de todos los ámbitos rodean esta nueva etapa de nuestros queridos Gallos Blancos. Apenas una semana antes del famosos draft no se sabía nada respecto al futuro del equipo y hoy en pocos días ya podemos hablar de nueva directiva, nuevos refuerzos y, por qué no, ilusionarnos con este equipo que a mi juicio tendrá un gran compromiso de trascender y lograr cosas importantes.

De los refuerzos podemos decir que el de mayor relevancia es Antonio Naelson “Sinha”. Aquel que llegara al futbol mexicano ya hace algunos años para jugar con el equipo de Saltillo de la primera división A en el Invierno de 1998 y que debutara en el máximo circuito mexicano en el Verano 1999 con los Rayados del Monterrey, tricampeón en los inicios de la década del 2000 con el Toluca en donde formó un tridente de miedo con Pepe Cardozo y Vicente Sánchez, creo que aquí tomara un segundo aire y será inevitable que la afición no se enamore de su peculiar y fantástica forma de jugar…. Sin duda sus 38 años no serán obstáculo para que brille con los plumíferos.

De Danilinho podemos decir que es un extraordinario jugador, lo demostró en su paso por Tigres, un jugador con cambios de ritmo y velocidad, muy frontal hacia el área y letal en la banda con su velocidad , ya imagino lo maravilloso que será verlo junto a Sanvezzo y compañía.

Seguramente habrá batucada cada 15 días en el Corregidora junto a “Sinha” y los demás brasileños. Othoniel Arce es un joven que en pocos años ha demostrado ser un buen centro delantero, con gran estatura y buena velocidad, excelente juego aéreo y lo más interesante de todo esta contratación es que pocos saben que fue el mismo Nacho Ambriz quien lo debuto en el Apertura de 2010, cuando el buen tocayo dirigía al San Luis.

Otro refuerzo es el joven México-estadounidense Jonathan Rey Bornstein, proveniente de Tigres, alguna vez formó parte de la selección nacional de las barras y las estrellas, es defensa y la verdad su llegada generará ya de inicio una gran competencia por la titularidad en el cuadro bajo queretano.

Y que podemos decir de Ricardo Osorio, quien deportivamente ha conseguido lo que muy pocos en el mundo… Ser campeón en Alemania con el Stuttgart, equipo que lo contrato después del mundial en ese país en donde milito de 2006 a 2010, participó en dos ediciones de la Champions League (2007-2008 Y 2009-2010) y una de la Copa UEFA (2008-2009) sin duda un refuerzo de lujo con 34 años de edad. Seguramente si se da su arribo, pues últimamente se ha manejado que está molesto con su directiva porque no pidió venir a Querétaro, la verdad ojala y esa parte se solucione porque sería maravilloso verlo jugar al cien por ciento junto a Martínez, Yasser Corona y George Corral en esa línea de cuatro a la que nos tiene acostumbrados Nacho Ambriz.

Lo triste fue la despedida del buen Diego de la Torre, el gran mariscal plumífero, un jugador que siempre dejó todo en la cancha, todo un caballero dentro y fuera del terreno de juego. Alguien que se atrevió a alzar la voz por todos sus compañeros cuando inicio la pesadilla del problema de Oceanógrafa con el SAE.

Uno de los dos capitanes de los plumíferos quien compartió ese honor con Marquito Jiménez. Recuerdo la ocasión cuando las cosas estaban a la deriva tuvo la ocurrencia y el valor de tomarse esa foto eliminando la franja naranja del escudo de la playera y poniendo la leyenda en su twitter “nuestros colores son sagrados”.

Una acción que hizo que los aficionados se unieran más junto a los jugadores y cuerpo técnico en ese momento difícil que se vivió. Hoy su futuro está en Chiapas y seguramente cuando vuelva a pisar el césped del Corregidora la afición se lo reconocerá en agradecimiento por todo lo que dio siempre por el equipo.

Un gran amigo y líder, un ejemplo de vida, transparente y dedicado dentro y fuera de la cancha. Gracias Diego, seguro brillarás en tierras chiapanecas porque eres todo un profesional.

Y de la selección
Ya habrá tiempo para analizar, porque hasta hoy la verdad no hay ni de donde hablar se habla más del “Piojo” Herrera y el mal comportamiento de su hija que de su inexistente funcionamiento táctico, ojalá e iniciemos con el pie derecho el viernes contra Camerún.

Que tengan una semana llena de bendiciones, paz y salud.

Comentarios