Gallos Blancos… Una temporada del infierno a las puertas del cielo.

Ignacio Silis González

Gallos Blancos jugó el pasado domingo de una manera excelsa, con un primer tiempo arrollador, Santos no veía lo duro sino lo tupido, un huracán albiazul que durante los primeros 45 minutos destrozó todo el planteamiento táctico implementado por el portugués Pedro Caixinha, goles de Mario Osuna , Yasser Corona y Ángel Sepúlveda encendieron e hicieron vibrar el coloso del Cimatario , un lleno inolvidable , un entorno inmejorable , una afición que demostró el gran cariño que siente por este equipo, una noche que pasara a la historia como lo que fue … simplemente la mejor actuación de Gallos Blancos en la primera división y donde estuvieron a poco de realizar una épica remontada.

Hoy más que hablar de un planteamiento táctico tendremos que hablar de motivación pura y entrega total en el partido de vuelta de esta gran final , Víctor Manuel Vucetich y su cuerpo técnico se nota que trabajaron el aspecto mental y anímico muy bien en los días previos a el partido de vuelta , nadie absolutamente nadie puede quejarse de la entrega y determinación que mostraron los jugadores albiazules durante los noventa minutos, un ir y venir de Corral y Bornstein por sus bandas, una marcación perfecta por parte del capitán Miguel Martínez , Ricardo Osorio y Yasser Corona sobre el “chuleta” Orozco y Yanini Tavares, una media cancha con una dinámica impresionante que ahogó por completo al equipo rival , Danilinho y William da Silva lucieron imparables . Mario Osuna se impuso en la media de contención y tuvo mucha recuperación de balón y a la vez el mismo inicio varias opciones de gol que tuvo el equipo local.

Una mención súper especial para Ángel Sepúlveda , quien en estos últimos 3 partidos explotó y se volvió en el jugador más importante para Gallos en la ofensiva , con una velocidad inalcanzable , una fortaleza física muy importante y una mentalidad de primer nivel , ahí está la mano del “Rey Midas” y su cuerpo técnico que convirtieron en poco más de tres meses  un equipo seco, hasta cierto punto monótono y aburrido en un grupo de ganadores que pasaron de ser penúltimos de la tabla general a disputar la gran final de este torneo de contrastes y altibajos.

Una afición que ya se merecía una noche como la que vivieron el domingo, apoyando siempre hasta el final , una grada que ha sufrido descensos y malas temporadas y que siempre ha estado al pie del cañón , como no olvidar cuando hace un año el equipo navegaba sin rumbo, ahogado en deudas y problemas hacendarios debido a malos manejos administrativos, con problemas de descenso, con un dueño que de un día a otro desapareció dejando a la deriva tanto a directivos , jugadores y personal administrativo que aguantaron a pie firme sin cobrar un solo centavo por varios meses, hoy después de todo lo vivido y como dice el dicho “lo que no mata fortalece” el club tiene al frente una directiva seria y pudiente con un dúo de jóvenes talentosos y ganadores como lo son Arturo Villanueva y Joaquín Beltrán, un dueño inteligente y con una visión incomparable como lo es el Sr. Olegario Vásquez Aldir quien sacudió al futbol mexicano desde la contratación de Ronaldinho y posteriormente con la de el Prof. Vucetich, Gallos Blancos hoy está a un paso de estar en la cúspide del futbol mexicano. De verdad el equipo y la afición se merecían ya vivir algo así, hoy a Gallos Blancos se le nombra a nivel nacional ya no por situaciones negativas si no por lo bien que ha trabajado el equipo en todas sus áreas, al parecer el siguiente torneo será también con altas expectativas con el regreso de Camilo Sanvezzo, la probable incorporación de Amaranto Perea y la posible llegada de un fichaje bomba de primer mundo que hoy en día juega en Europa. En fin se vienen cosas buenas con un técnico que en el próximo Draft seguramente adquirirá jugadores que le rindan al 100 en su funcionamiento táctico.

Noche inolvidable la que vivimos el pasado domingo en el Corregidora, una noche para la historia y en donde ningún aficionado queretano salió defraudado… lástima que ya todo venia sentenciado desde el estadio TSM de Torreón.

Que tengan una semana llena de bendiciones, paz y salud.

 

Comentarios