Fundación Chespirito, I.A.P.

Ángeles Ochoa

     “Todos tenemos un rincón especial cuando queremos soñar”. Roberto Gómez Bolaños. (21 de febrero de 1929 – 28 de noviembre de 2014).

     Será que “sin querer queriendo”, se adhirió a mi ser el ímpetu de deslizar mis dedos sobre el teclado de mi lap top, para abrir un espacio de reflexión hacia una biografía para mí y para muchos de sus admiradores y seguidores………sim-ple.men-te, fffffformidable.

     ¡Ya se que muchos habrán adivinado que me refiero a Don Roberto Gómez Bolaños! – Y como una escritora, lectora, autora, periodista y traductora que soy, me gusta desde la crítica más profunda y pertinaz de mi alma, el hacer tiritas, y desmenuzar cada palara que digo y acción que emprendo. De ahí parte que no a todo mundo le rindo tributo ni mucho menos me doy el lujo de rendirle honor.

     No obstante, en esta ocasión, sí me nace desde  el fondo de mi ser el dedicar esta columna a un gran comediante, escritor, guionista, productor, actor y ser humano: Chespirito.

     Este mote, para muchos les merecerá distintos significados o connotaciones. Pero heme de dar a la tarea a través de estas líneas de platicarles solo la verdad. El apelativo o nombre artístico con el que los televidentes conocimos a Gómez Bolaños, se atribuye al Sr. Agustín Delgado, quien dirigió en muchas películas al no menos célebre procer del ingenio artístico que ha dado este país: Mario Moreno Cantinflas.

     Y fue un chispazo de iluminación y nada equivocado, cuando Delgado detectó el gran talento de Roberto Gómez Bolaños, bautisándolo así, por hacer alusión de su pericia literario como un pequeño Shakespeare = Shakespearito = Chespirito.

     Quizá, está por demás mencionar que gracias a la frescura, inocencia, calidez y cercanía de los personajes del programa de televisión que por tantos años nos acompañó por medio de la televisión, haciéndonos pasar momentos amenos y llenos de risas, la fama y popularidad que sus personajes iban adquiriendo al paso del tiempo fueron realmente notables, sobre todo en la totalidad de la República Mexicana y Centro y Sudamérica, incluso en Iberoamérica.

     Traducidos a más de cuarenta idiomas, sus capítulos producto de grandiosos e iluminados guiones, llenaron de felicidad a muchas, muchas personas.

     Si evidente fue la genialidad de Chespirito como humorista y amigo de la pluma, ni que decir de su calidad como ser humano.

     Y para muestra basta un botón, llamado Fundación Chespirito.

     Quiero acercarlos al tema del corazón altruista de este hombre tan querido por nosotros, con una anécdota, que ya casi en sus últimos días de vida, Gómez Bolaños, se atrevió a compartir con la opinión pública. Y citando sus propias palabras confesó al pie de la letra lo siguiente: : "Cuando estaba yo en el vientre de mi mamacita chula ella sufrió un accidente que la puso al borde de la muerte, el médico le dijo: tendrás que abortar, y ella respondió "claro que sí doctor además este niño es un chamaco no deseado producto de una noche de borrachera..." pero mi madre no contaba con mi astucia ya que rápidamente salí de su vientre y asesiné a sangre fría al médico, para proteger la vida... Mi vida".

    ….. A título personal es menester compartir, estimado lectores, que después de conocer este pasaje de la vida de mi homenajeado post-mortem de hoy, la piel se me electrizó.

       Y realmente me atrevo a decir que este hecho marcó la vida de Chespirito,  para ser un ferviente defensor de la vida   y con sus obras demostrar cuanto le importaba la buena fortuna de las personas.

      Es así como decidió crear y poner en marcha la Fundación Chespirito, I.A.P.

     Esta organización surgió en el año 2007, por la consciencia de Gómez Bolaños y su responsabilidad social. Lo que busca es colaborar de manera más activa en asumir una actitud responsable con aquellas niñas y niños que no han tenido la oportunidad de satisfacer sus necesidades en las áreas de educación, salud e integración social y familiar.

     Asimismo, busca brindar orientación especial a población infantil de escasos recursos, en materia de educación, salud, e integración social y familiar.

     Todos los programas de esta fundación son realmente interesantes, pero les comparto ahora uno que llamó más mi atención y me refiero el de: Chavos más sanos.

     El programa, Chavos Más Sanos, nació en 2011 y fue creado para dirigir  esfuerzos, dentro su nuestro objeto social, a un tema específico para que el trabajo pudiera ser más puntual y de mayor impacto.

     Hicieron  un alto en el camino de la Fundación y analizaron el entorno en los temas de salud, educación e integración social y familiar. Sin duda, el sobrepeso, la obesidad y la diabetes representan un gran problema nacional que requiere especial atención y por eso se creó este programa.

     Desde entonces, dieron inicio a distintos proyectos de intervención educativa en los que han recibido apoyo de distintas instituciones, asociaciones, empresas y órganos de gobiernos para sumar esfuerzos.

  Así, es que yo, su amiga, agradece la atención que siempre me brindan y pues no quería que la labor filantrópica de Don Roberto Gómez Bolaños (QEPD), no pase desapercibida, por ello hoy platicamos acerca de esta noble causa.

     Me despido por hoy, haciendo votos porque la vida siempre nos sonría como hasta ahora y más y más.    

     Hasta el próximo sábado. 

Comentarios