Finanzas

05 / agosto / 2021 | 06:55 hrs.

Finanzas públicas sanas

Oscar Peralta Casares

Estimados amigos, tuve la oportunidad de asistir el domingo pasado al segundo informe ciudadano que rindió el alcalde de Querétaro, Lic. Roberto Loyola Vera; fue un muy buen evento donde se pudo observar que el presidente municipal es un político moderno, con un gran compromiso a favor de nuestra ciudad, con objetivos muy claros y con un plan de trabajo muy específico para atender las necesidades de las personas menos afortunadas.

Hubo, desde luego, varios puntos importantes en su mensaje. El hecho de cortar el gasto presupuestado para el informe y, en lugar de ello, aplicarlo en la larga lista de necesidades que tiene nuestra ciudad por el efecto de la temporada de lluvias; la cobertura de Internet en áreas públicas que nos coloca como puntero en América Latina; la profesionalización de la policía municipal y mantener los niveles de seguridad de nuestra ciudad; la necesidad de volvernos una ciudad ecológica o los más de 700 millones de pesos que el municipio aplicada en obras de beneficio común.

De todos ellos, destaco uno que es motivo de reflexión en esta columna. El alcalde aseguró que al final de su administración dejará CERO deuda pública, este es un problema heredado por anteriores administraciones y se refiere al dinero que el gobierno pide prestado para financiar su operación, gasto o inversión. Cuando esta deuda pública se ejerce para mejorar la infraestructura del estado, siempre y cuando se le dé un manejo transparente con cumplimientos puntuales de los compromisos con los acreedores, es una buena forma de apalancamiento para generar bienestar a la población; por el contrario, si ésta se utiliza para contrarrestar las ineficiencias o cuando se ejerce en un gasto poco claro se vuelve un lastre que afecta desde muchos puntos de vista al estado, pero que además impacta directamente en la población.

La importancia de tener finanzas públicas sanas radica en no presionar a la economía del gobierno por tener que pagar pasivos que todos sabemos que son muy caros, más aún los del gobierno; esto se genera a través de un círculo virtuoso donde se asegure la fuente de ingresos, donde haya una correcta y efectiva recaudación de impuestos, no sin olvidar el aumento de la base gravable, pero sobre todo donde se haga un correcto, eficiente y rápido gasto público que genere que la economía local, estatal o nacional camine a un ritmo constante.

Aplaudo esta iniciativa del presidente municipal de Querétaro, sobre todo porque parte de una base negativa, esto quiere decir que no solo mantuvo finanzas públicas sanas, sino que a través de una correcta administración de los recursos y sin comprimir el gasto, logrará dejar a un municipio limpio de pasivos económicos.

Es justo así como los políticos de nuestro país deben empezar a subir el estándar de gobiernos eficientes a sus sucesores, que no solamente compitan en las elecciones por ganar el puesto, sino que ya estando en ahí compitan por ser los mejores y vayan marcando historias de éxito en beneficio de la población en general.

¡UBÍCATE! Fue sin duda, un informe diferente a lo que estamos acostumbrados a ver y escuchar; con un ritmo distinto y con una nueva forma de informar a través de un proceso narrativo muy innovador.

 

*Óscar Peralta Casares es vicepresidente de GMI.

Fue presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en San Juan del Río y en Querétaro a nivel estatal.

Twitter: @operaltac

 

 

 

 

 

Comentarios