Falta en el área chica

Es común... magnificando

al jugar el balompie.

Cuando apenas van tocando

ya se forma una meleé.

 

En la grilla pasa a veces

y en forma similar.

Exageran y con creces

nada más por molestar.

 

Es el Síndrome de Robben

de lucir cual clavadista.

Pa´que lleguen y te soben

y así, ser fatalista.

 

Es entonces que el tramposo

sabe bien magnificar.

Pero luego hasta hace el oso

cuando no puede explicar.

 

Es la vida un gran partido

de correr...patear balón.

Mucho ya hemos aprendido...

no caer en la cuestión.

 

Periodista

Comentarios