Exigencia de calidad en “menú” de candidatas

El desafío está en que ellas enarbolen proyectos y propuestas de calidad, más allá de que los partidos, alianzas y coaliciones políticas cumplan —superficialmente— la cuota de género.
11/03/2018
04:00
-A +A

Periodista. @carloaguilarg

El proceso electoral 2017-2018 también afronta el reto de que podamos votar por candidatas que hagan frente, en número, presencia y calidad, a los candidatos hombres.

El desafío está en que ellas enarbolen proyectos y propuestas de calidad, más allá de que los partidos, alianzas y coaliciones políticas cumplan —superficialmente— la cuota de género.

Sería enriquecedor que María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, apareciera en la boleta del 1 de julio, pues se trata de una mujer indígena que representa y lucha por los valores de la izquierda social. Sin embargo, los requisitos que pone el INE impedirían concretar su potencial candidatura.

Los procesos de 2006 y 2012 tuvieron a una mujer entre los candidatos a la Presidencia: Patricia Mercado y Josefina Vázquez Mota. Ahora está el riesgo de no tener candidata para el Ejecutivo federal, en caso de que tampoco Margarita Zavala consiga el número de firmas necesario.

Marichuy y el Concejo Nacional Indígena han señalado los abusos de las élites y del sistema económico-político, sobre todo hacia las comunidades indígenas, y presentan propuestas que merecen ser escuchadas e incorporadas a un proyecto de nación y gobierno.

En caso de que no se concrete su candidatura, valdría la pena que alguno de los candidatos invitara e incluyera, por convicción y congruencia, a la representante del CNI y a sus seguidores.

Los ciudadanos de Querétaro exigimos que, en lo que respecta al Senado de la República, la Cámara de Diputados, la Legislatura local y las alcaldías, la “ensalada” de opciones nos permita ubicar y analizar lo que plantean candidatas postuladas por distintas fuerzas del espectro político.

Guadalupe Murguía Gutiérrez, Ana Bertha Silva Solórzano y Celia Maya García serán parte de las fórmulas del PAN, PRI y Morena, respectivamente, al Senado de la República. Las tres tienen trayectoria política. Será importante que en sus partidos les permitan figurar y proponer.

En cuanto a candidatas a diputaciones locales, es importante que se elijan perfiles con propuestas sólidas y que no respondan a intereses familiares o de cúpulas donde las ideas y discursos provienen de hombres.

De entrada, las diputadas locales del PAN que quieren reelegirse para el periodo 2018-2021 afrontarán la capacidad de convencimiento y la oposición de la comunidad universitaria de la UAQ, porque a nosotros no se nos olvida su voto contra la universidad en la sesión de pleno de diciembre de 2017 para perjudicar a la máxima casa de estudios de Querétaro y a todos sus integrantes.

#ProhibidoJuzgarAMayra. La desaparición de nuestra compañera Mayra Alejandra Dávila Alvarado y su posterior localización con vida han dejado varias lecciones, entre ellas que los integrantes hombres de la clase política mantienen sus prejuicios para evadir atender la problemática social y la inseguridad pública de fondo. Ahí tiene usted la irresponsabilidad de Francisco Domínguez Servién al señalar públicamente que la joven estudiante “andaba de parranda”.

Antes de juzgar a una joven que desapareció en territorio gobernado por él, debería preocuparse por elaborar, junto con su gabinete de “seguridad”, programas y estrategias para hacer frente al número de desapariciones de mujeres, feminicidios y delitos del fuero común que siguen aumentando en su sexenio.

#ProhibidoJuzgarAMayra, gobernador. Esto también va para aquellos medios de comunicación o pseudoperiodistas que primero revictimizaron a la mujer antes de informar sobre la desaparición.

En contraparte, la comunidad universitaria ejerció presión y exigió a las autoridades, para ubicar a Mayra, esfuerzos que valieron la pena. Como señaló Marcela Ávila Eggleton, Directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales: “Nunca dejemos de buscar para encontrarnos”.

Recomendación de la semana. Alejandra Martínez Galán, activista social y egresada de la especialidad en Familias y Prevención de la Violencia de la UAQ, dirige el número especial del semanario Tribuna de Querétaro, titulado #SomosMujeresUAQ, publicación en la que la agenda informativa, la producción de contenidos y la edición estuvieron a cargo de un equipo integrado exclusivamente por mujeres —activistas, académicas, periodistas y jóvenes estudiantes de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo—.

Su decisión puede estar proclive a críticas o comentarios, pero reconozco la valentía, innovación y la calidad en los contenidos , a propósito del 8 de marzo. ¡Enhorabuena!

Feliz domingo.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios