Evaluación en la educación y el caso de la UAQ

José Alfredo Zepeda Garrido

A partir de los resultados de la evaluación del desempeño, se está brindando capacitación personalizada a los docentes que lo requieren

Existe gran preocupación en aquellos mexicanos que estamos verdaderamente interesados en la calidad de la educación y en su papel estratégico para el progreso del país. Inquieta este tema, entre otros también relevantes, porque nos encontramos en plena elección presidencial, en la cual un candidato ofrece echar abajo la Reforma Educativa (RE), declarada constitucional por el Poder Legislativo Federal y promulgada en 2013, proceso de transformación que se encuentra en marcha y que sí debe mejorarse, pero que resultaría en un grave retroceso su derogación. La RE impacta directamente en beneficio de la educación básica y contribuirá a elevar la calidad de todo nuestro sistema educativo.

La evaluación del desempeño es esencial en cualquier sistema educativo, en México y en cualquier nación, así como también es justo recompensar el mérito, el esfuerzo y los resultados de los maestros. Asimismo, es cardinal evaluar a las instituciones y sus logros. El sistema educativo tiene como principal propósito formar el capital humano que requiere el país para favorecer el ascenso socioeconómico de la población y que pueda insertarse en la actividad productiva, mejorando su calidad de vida.

En la RE, a partir de los resultados de la evaluación del desempeño, se está brindando capacitación personalizada a los docentes que lo requieren, incluyendo apoyos pedagógicos presenciales y en línea.

Con la RE se ha estado reorganizando el sistema educativo nacional para contar con más maestros mejor preparados y una gestión escolar más autónoma, así como infraestructura educativa digna y programas de estudio que estén a la altura de los retos y exigencias actuales y futuras. Es menester sostener políticas y acciones firmes para elevar la calidad de la educación. La evaluación de todos nuestros quehaceres resulta fundamental y ha de ser la referencia para corregir y mejorar estableciéndose como una cultura de superación.

En la UAQ ha sido notorio el progreso que se ha venido alcanzando gracias a los procesos de evaluación y formación de recursos humanos implementados desde hace más de dos décadas. Destaca la selección de aspirantes a ingresar a cualquiera de las opciones y niveles que se ofrecen (bachillerato, licenciatura y posgrado), las evaluaciones que se incorporaron de la Ceneval, los concursos por oposición para aquellos que desean ingresar como profesores y la notoria superación del personal académico que siempre está sometido a la evaluación de su desempeño y productividad académica. La valoración del desempeño de los profesores incluye su labor docente y productividad en investigación, lo cual también es revisado periódicamente por la SEP para otorgar y refrendar el perfil PROMEP (Programa de Mejoramiento del Profesorado), lo cual es recompensado de diversas formas, que incluyen equipamiento para las labores del profesor y de los cuerpos académicos. Además del salario regular, se tienen los programas de estímulos al interior (que cuentan con recursos provenientes de la SEP y administrados por la propia institución). Los profesores también tienen acceso a elevar sus ingresos, como los que otorga el Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt, según la categoría asignada, la cual está basada en la productividad en investigación, entre otras variables consideradas. Así, los profesores, merced a su buen desempeño docente y a la investigación que realizan y acreditan, pueden elevar sustancialmente sus ingresos.

La RE, así como la labor que se realiza en la UAQ, tiene el propósito de lograr mejores resultados en el proceso educativo en beneficio de profesores y alumnos para asegurar el desarrollo de la nación y mejorar nuestro posicionamiento en el contexto internacional.

Ex rector de la UAQ.

[email protected]

Comentarios