Estrella naciente

Ana Patricia Fernández

En Gallos Blancos se tiene la encomienda de apostar por jóvenes canteranos, pues consideran son el futuro de la institución. Es por ello que el viernes primero de Agosto del 2014, ante Pachuca, Ignacio Ambríz tomó la decisión de debutar a Orbelín Pineda, un jugador de solo 18 años, quien pertenece al equipo queretano desde los 16 años.

Hace un tiempo tuve la posibilidad de entrevistar al joven jugador y me platicaba que comenzó su carrera a los 15 años de edad, cuando llegó a las fuerzas básicas del equipo gracias a su hermano Onay Pineda, quien, en ese entonces, militaba en el primer equipo. Jugó durante tres años con la Sub-17, para después formar parte de la Sub-20.

Sus padres son de Guerrero y los han dejado salir de su pequeño poblado para poder verlos cumplir sus sueños. Onay milita en Lobos Buap del Ascenso Mx Mientras que Orbelín ha picado piedra en Querétaro para ver cristalizado su esfuerzo en una convocatoria a la selección nacional con apenas 18 años de edad.

En realidad en la sangre trae el espíritu ganador, su hermano fue de los jugadores que ayudó al León de Matosas (en aquel entonces) para ascender a primera división y además, aunque sin jugar, fue bicampeón con el mismo equipo.

Onay empezó en las fuerzas básicas de Gallos e impulsó a su hermano, ahora seleccionado nacional, a abandonar su pequeño lugar de residencia y formar parte de las fuerzas básicas del equipo en el que ahora brilla.

Por otra parte, Ignacio Ambríz, se ha convertido en parte fundamental de su crecimiento profesional, fue quien le dio la posibilidad de debutar y quien, en su momento, le dio minutos, mismos que lo ayudaron para darse a conocer y mostrar todo su potencial.

Lo que más sorprende de esta joven promesa es su sencillez y su desparpajo para jugar al fútbol. Ha perdido el miedo para disparar a la portería y gracias a eso ha logrado dos goles en primera división.

Las estrellas veteranas del equipo como Sinha, Ricardo Osorio y Yasser Corona, que son verdaderos referentes del equipo albiazul, le dan consejos y lo alertan de la otra cara del fútbol, la de las fiestas, los desvelos, entre otras cosas...lo que considero importantísimo. Al saber del mal mundo, podrá evitarlo.

Actualmente el jugador ha dejado de estudiar, me contaba que estuvo en la prepa abierta, pero salió buscando el sueño de muchos adolescentes: ser futbolista. 

Hoy por hoy es seleccionado y le debe mucho a Ignacio Ambriz. Un logro más que jamás se le agradeció a 'Nacho'.

Comentarios