¿Estas harto? ¡Cámbiate el chip y escápate!

Natividad Sánchez

¿Estás harto de la rutina, de levantarte súper temprano, del ruido del tráfico, la contaminación, el trabajo, la escuela, campañas electorales, de transitar siempre por el mismo camino?, ¡cámbiate el chip y escápate!

Sé que muchos de ustedes alguna vez en la vida se han aventurado a hacer un viaje imprevisto, sin decirle nada a nadie, sin planear, ni llevar equipaje, simplemente decidido a emprender el rumbo y con unas inmensas ganas de disfrutar, y no me dejaran mentir que esa experiencia es una de las que mejores recuerdos tienen, quizá se les poncho una llanta, les pico una abeja o en el camino se encontraron una familia de pollitos atravesando la carretera, un tlacuache parado en una piedra como posando para la foto y mil cosas más, gajes de un viaje inesperado.

¿No lo has hecho? ¡Atrévete! El clima esta increíble para visitar uno de los maravillosos balnearios o pozas naturales que tiene nuestro país; “Los azufres” en Michoacán, o “El Reino de Atzimba”, el parque acuático “Ixtapan de la Sal”, “El Thepe” en Hidalgo, “Las Estacas” en Morelos, las aguas termales de “Chignahuapan” o bien quedarte en un hotelito en Tequisquiapan que también se caracteriza por tener los mejores sitios para complacerse un fin de semana.

Cultura, gastronomía, aventura o meditación, busques lo que busques nuestro México siempre es un manjar de opciones listo para saborear, fiesta y color, no faltaran, algún festival, feria o tinguis seguramente esta en nuestra mente desde hace mucho tiempo, o bien visitar uno de los pueblos mágicos con los que cuenta nuestro país, el punto es salir de nuestra zona de confort.

¿Estás aburrido? ¿Tienes pesimismo permanente? ¿Te quejas de todo? ¿Tu día es de la casa al trabajo y del trabajo a la casa? Cuando todos estos síntomas llegan a nosotros, lo mejor que podemos hacer es un cambio, motivarte y salir de este círculo vicioso. Prueba este remedio, y vete a comer a Mineral de Pozos está muy cerquita de nuestro Querétaro, y si decides quedarte existen varios hotelitos que parecen como sacados de cuentos de hadas, busca “La Casa del Venado Azul” y “El Corazón Endiosado”.

Muchas veces la rutina nos invade y no sabemos qué hacer y si de plano aun no te atreves a tomar la carretera hacia un lugar desconocido, hazlo poco a poco cambia de dirección, no te vayas siempre por el mismo camino a tu trabajo o a la escuela, inventa una ruta distinta, veras otros paisajes e incluso podrás vivir otras experiencias. Una buena amiga me decía que si realmente quieres conocer un lugar, debes de visitar 3 sitios obligatoriamente “la iglesia, la cantina y el mercado” quizá aun no conoces los que están por tu rumbo.

Un viaje inesperado es de las mejores experiencias que puedes tener en tu repertorio, y un óptimo remedio para combatir el estrés, cansancio y la monotonía. ¡Dale sabor a tu vida, arriésgate a emprender una nueva aventura!

 

Comentarios