¿Estamos preparados?

Ana Patricia Fernández

El momento había llegado, luego de su presentación el pasado viernes ante la afición de los Gallos Blancos, Ronaldinho saltaba por primera vez a la cancha del estadio Corregidora para disputar su primer partido enfundado con la casaca de un equipo mexicano. Me gustaría decir que el escenario era perfecto, sin embargo, quienes estuvieron ahí, no me dejarán mentir. La desorganización reinó en el estadio Corregidora y eso pudo ensuciar un poco la gran fiesta del brasileño.

Quizá la mala logística no sea culpa de nadie, o de todos tal vez, y es que ¿Querétaro estará preparado para recibir a una estrella del calibre de Ronaldinho?

Simplemente todos quienes disfrutan del futbol se han vuelto locos con su llegada y no es para menos, quién hace un par de meses iba siquiera a imaginar que un jugador con tremendo palmarés llegaría a jugar en el futbol mexicano, y más aún, en los Gallos Blancos de Querétaro.

La realidad es que la responsabilidad que implica para mucha gente un personaje así en la ciudad es enorme, y no todos están preparados para ello, sin embargo, la afición es la más feliz, muestra de ello las dos ‘fiestas’ que le han organizado en el estadio: llenos totales, espectaculares mosaicos organizados por ‘La Resistencia’ y hasta nuevos cánticos en su honor.

Y cómo no hacerlo si los destellos de una estrella que no termina por apagarse relució en La Corregidora el pasado miércoles cuando enfrentaron a Tigres, un crack que poco a poco disminuye en fuerza, pero no en corazón. Ronaldinho no perdió la oportunidad de deleitar a todos quienes se encontraban presentes con hermosas pinceladas de ‘jogo bonito’, sin embargo, para tristeza de todos ya son solo pequeños chispazos.

Pero por más pequeños que sean pueden funcionar en el futbol mexicano, quizá en un principio no alcance para campeonatos, pues con la llegada de Ronaldinho el club sufrirá varias transformaciones, es un jugador inesperado y que ha llegado a romper los esquemas que se tenían para el torneo, y no precisamente para mal, pero todo cambio requiere tiempo de adaptación.

Será fundamental la continuidad de Ignacio Ambriz y la manera en que maneje la incorporación del brasileño, pues evidentemente no puede ser tratado “como uno más en la plantilla”, su simple presencia tiene embelesados a muchos de los jugadores del equipo y como evidencia las múltiples fotos que podemos observar del entrenamiento matutino en CEGAR.

La manera en que lo miran y escuchan atentamente a lo que les dice corresponde a la evidencia que demuestra que no es como todos y tiene un trato preferencial.

Él es el único que no sale por zona mixta, no da entrevistas y por si fuera poco abandona el estadio en una camioneta blindada y custodiado por una patrulla.

Habrá que esperar para descubrir si el fuerte gasto que se ha hecho y todas las modificaciones que el equipo está sufriendo valdrán la pena y se recompensarán con muchos goles y nuevos palmarés para los emplumados. 

Comentarios