Estamos listos para lo que venga

José Alfredo Botello Montes

No nos cansaremos de decir que el Partido Acción Nacional (PAN) es un partido sin mezquindad ni cálculo político, siempre hemos antepuesto nuestros propios intereses por los del país, demostrándolo en los hechos como fueron las reformas en el sistema bancario y financiero en 1998, o las reformas estructurales que se dieron desde el marco constitucional en los artículos de 1992, en los artículos 27 en materia religiosa, los artículos 3o, 5o., 24, 27 y 130 en materia religiosa, así como el 4o. para el reconocimiento pluri étnico de nuestro país, así como el 102 que creó la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Mucho se ha logrado con el concurso responsable Acción Nacional, una vez que se han dado las alternancias en el gobierno y cuando el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha perdido el poder constituyente pleno, por lo que siempre que se ha necesitado de nosotros. Le hemos apostado a Mexico. No como ellos, pues durante doce años le pusieron el freno a Mexico.

Por eso, no fue de extrañar que este gobierno priísta de alternancia, al quitarle el freno al país, junto con su acompañante el Partido Verde Ecologista de Mexico, se pusieran a aprobar reformas trascendentes como las de la Ley Federal del Trabajo y las constitucionales en materia de educación, electoral, telecomunicaciones y energética, lo que fue una gran noticia no solo para los mexicanos sino para el mundo entero, al grado tal que se llegó a decir que este era el momento de Mexico.

Sin embargo, en la práctica, vemos en la cancha ejecutiva las dos reformas acabadas como son la laboral y la educativa. A poco más de un año de su aprobación no han comenzado a rendir sus frutos. Antes bien con acuerdos en lo “obscurito” vemos con inquietud que todo parece indicar que quieren seguir con el status quo y sirven madamas de relumbrón pasajero.

Por ello, la insistencia desde el Partido Acción Nacional que hemos realizado para que, antes de proseguir con las reformas secundarias en materia de energía, se acelere el paso en los estados para que armonice el andamiaje legal estatal en relación a la reforma electoral que los legisladores federales aprobamos de manera reciente, porque vemos que los caciques priístas no les interesa que la democracia avance.

Independientemente a ello, con toda responsabilidad, los panistas hemos acudido a las diversas mesas de trabajo en que se tratan las reforma secundarias en materia de telecomunicaciones y energética, declarándonos listos para entrar al debate en las comisiones y en el pleno, tanto en la Cámara de Senadores como en la de Diputados. Pero, si se detiene su discusión en el pleno no será culpa nuestra sino de los anti demócratas que quieren seguir con el control político a costa de todo, incluso del país mismo.

Esta misma semana nos hemos reunido como grupo parlamentario con nuestro jefe nacional Gustavo Madero Muñoz, hemos decidido plantar una posición firme ante el gobierno federal y su partido, el Revolucionario Institucional, para que aceleren el paso, porque el país no se lo merece y no puede esperar. Porque el proceso democrático sigue y está ya la antesala de las elecciones del próximo año en la que renovaremos la Cámara de Diputados y nueve gubernaturas, pasando por Congresos locales y presidencias municipales en por lo menos 17 estados de la Republica.

En tanto, como Sistema-PAN estamos en conjunto, diputados y senadores panistas, junto con nuestra dirigencia para acompañar a Mexico y los mexicanos en las reformas que se necesitan y seguir en el tren del desarrollo, a pesar de la oposición irresponsable, de quienes están hoy en el gobierno.

Nosotros ya estamos listos, la última palabra la tiene el gobierno y su partido el PRI, que por cierto en el caso de Querétaro regresan a las andadas, porque han anunciado que con la unión de partido-gobierno serán invencibles. Sin embargo, también en el campo de la contienda electoral estamos junto con los ciudadanos. Daremos la batalla.

Consejero Nacional y Diputado del PAN

Comentarios