A esperar otros cuatro años

Juan Carlos Aranáz Perezgil

Terminó La Copa Mundial con el merecido triunfo alemán, que dio cátedra de lo que es dar continuidad a los proyectos de largo plazo, una final que aunque fue pareja por momentos, no deja duda que los teutones fueron superiores y merecidos ganadores de su cuarto campeonato.

Dos de los tres premios individuales fueron también indiscutibles, el Guante de Oro a Manuel Neuer y el Botín de Oro ganado por el colombiano James Rodríguez, que con sus seis tantos, sin duda, se convirtió en la revelación mundialista. Donde la mayor parte del mundo futbolístico coincidió en no estar de acuerdo, fue en el nombramiento de Lionel Messi como Balón de Oro al ser considerado por la FIFA como el mejor jugador de torneo. Nadie pone en tela de duda la gran calidad del argentino, que ha sido en los últimos años el mejor jugador del planeta, pero este nombramiento demuestra una vez más que máximo órgano rector del balompié mundial necesita una renovación, urge que la mafia dirigida por Blatter se vaya lo más pronto posible, por el bien del futbol.

 

Inicia el futbol casero

Inició el Torneo Apertura de la Liga MX, sin grandes contrataciones, pero si como ya es costumbre, con innumerables cambios y prestamos de los jugadores de siempre entre los equipos. A diferencia de las demás ligas del mundo, la nuestra comenzó a tan solo cinco días del término de la justa mundialista en Brasil, situación cómoda para los equipos nacionales, donde seguramente se utilizaran los ya conocidos pretextos de "tiempo a la adaptación", "entender lo que quiere el director técnico" y muchos más, que son siempre repetidos en las primeras jornadas de cada torneo.

Ojala que se tenga un buen torneo, y que en innumerables ocasiones ha sucedido con confundir lo parejo en la mediocridad de la mayoría de los equipos, con un campeonato competitivo.

Esperemos que Compean, De María y compañía, mejoren de fondo a nuestro futbol, porque inevitablemente no dejarán sus puestos de privilegio durante muchos años, como en otros órganos del deporte nacional, que se convierten en verdaderas empresas para sus intereses particulares, dando como consecuencia la mediocridad que caracteriza a la mayoría de las disciplinas del deporte mexicano.

 

Con el Pie Izquierdo

La nueva administración plumífera, las nuevas contrataciones, el dominio por más de dos décadas sobre el equipo universitario en casa, preveían un día de fiesta en la presentación de Gallos Blancos. Una afición incondicional lleno el estadio La Corregidora, con la ilusión de que fuera una noche de fiesta, no fue así. Un minuto nos duró el gusto, cuando sin terminar de acomodarse en sus butacas, los miles de aficionados veían sorprendidos como caía el gol de vestidor, lo que ya se ha convertido en una triste costumbre del cuadro queretano.

Sin lugar a dudas, Ignacio Ambriz se equivocó -una vez más- en su ya muy predecible y sin variantes, planteamiento táctico, donde hizo experimentos difíciles de entender y que no le resultaron.

Aunque es apenas la primera jornada, el ratificado director técnico inicia su cuarto torneo y mantiene una base de jugadores que no dan pretexto a perder puntos en casa, como el torneo anterior, en donde se sumaron 13 de 24 puntos disputados. Sobra decir que en los últimos dos encuentros disputados como locales, se han recibido siete goles.

Si se quiere trascender en la actual temporada y conseguir la calificación, se deben exigir resultados inmediatos, deseamos que estos se den ya, si no es así y como coincide la mayor parte de esta gran afición,  se tendrá que buscar una nueva fórmula en el banquillo de Gallos Blancos.

Comentarios