“En mi tierra le decimos Guajolote”

Natividad Sánchez

Panela, raspadura, chancaca, “empanizao”, papelón, o panocha en diferentes latitudes del idioma español, es un alimento cuyo único ingrediente es el jugo de la caña de azúcar que es secado antes de pasar por el proceso de purificación que lo convierte en azúcar moreno (o mascabado), así es, estamos hablando de el afamado “piloncillo” y creo que a la mayoría nos ha pasado al visitar otro estado de la República Mexicana e incluso del mundo, cuando muchos alimentos siendo los mismos cambian de nombre dependiendo la región, algunos hasta pueden causarnos risa por el color mexicano y la cultura del albur que sé a uno que otro se le vino a la cabeza, pero que será un tema posterior.

“En mi tierra le decimos guajolote”, independientemente que sea el nombre  de un ave “meleagris o pavo, gallipavo u ocelata” nosotros los queretanos, le decimos “guajolote” a lo que la gran mayoría conoce como “pambazo” un delicioso platillo mexicano, hecho con una telera bañada en salsa roja, con relleno de carne deshebrada o jamón, papas y zanahorias fritas, lechuga, queso, crema y chiles en escabeche… ¿se les antojó? , claro que la preparación cambia dependiendo la entidad, ya que en algunos lugares le introducen una enchilada o pieza de pollo.

El mundo es un mosaico de diversas culturas que se han desarrollado a lo largo de la historia y cada uno de nosotros adoptamos las características étnicas, de lengua y religión.  Uno de los elementos culturales más importantes es la lengua, con ella se expresan ideas, sentimientos y; ¿Por qué no? el humor de cada rincón.

¿Se les antoja un “durito”? sé que muchos se fueron por otro lado… pero los hare regresar a la realidad, en mi tierra es un “Chicharrón” ya sea de harina o de cerdo preparado con cueritos, pico de gallo, limón y salsa, en San Luis Potosí, se le dice “Durito”.

¿Una chancaquilla? También típica de San Luis Potosí, es lo que conocemos en Querétaro como pepitoria o la confundimos con palanquetas, un dulce típico elaborado con semillas de calabaza y piloncillo, y la gran diversidad en otros estados hechas con miel.

Con el queso Oaxaca, no es tanto el cambio, pero  también es conocido como queso de hebra o quesillo, típico principalmente de la región de Valles Centrales en el estado de Oaxaca, su lugar de procedencia, de ahí su nombre principal.

¿Puchero? Un platillo típico de Yucatán, lo que aquí es el caldo de res, es el nombre de varios tipos de “cocidos” preparados también tradicionalmente en España (Andalucía, Canarias), Argentina, Colombia, Filipinas, Paraguay, Perú y Uruguay, denominados así por ser “el puchero” el recipiente donde se cuece esta sopa. En República Dominicana y en Puerto Rico es conocido como “sancocho”.

Hay infinidad de denominaciones de las que podemos hacer mención y que al visitar otros lugares quizá no sabemos de qué se trata “las guacamayas”, “guajolotas” (una torta de tamal, muy diferente a nuestros guajolotes), el aporreadillo, las pacholas, el jamoncillo, el tascalate, tesgüino, tejuino, pomelo y muchos más que solo basta probar para, además de conocer, saborear las delicias de cada sitio. 

Y para despedirnos los dejaré con un dulce típico de  Tulyehualco, Xochimilco y Temoac en el estado de Morelos, y que toma su nombre allá en la época de Hernán Cortes cuando se prohibió el cultivo del amaranto y se usó como moneda de cambio, pero que a pesar de la historia, este dulce hecho de amaranto y miel ha tenido el mismo nombre desde tiempos prehispánicos y que es universal para todos los mexicanos, para ustedes “una alegría”, hasta la próxima. 

Comentarios